La tensión y la incertidumbre en torno a Cataluña están afectando a los bonos españoles y catalanes, pero no de forma drástica y manteniéndose en niveles incluso inferiores a los de principios de año. Esto junto con algunas recientes inversiones extranjeras en empresas con sede en Barcelona, es destacado por importantes medios financieros internacionales como señal de que los mercados creen que no habrá independencia de Cataluña tras el 1-O.

Wall Street Journal apunta que muchos inversores asumen que Cataluña seguirá formando parte de España. La crónica de la corresponsal Jeannette Neumann señala que las encuestas indican que al igual que ha sucedido en Escocia o Italia, la “fiebre independentista” en Cataluña está menguando. Y enfatiza que muchos inversores asumen que la región seguirá formando parte. Y menciona en concreto las operaciones de firmas como BC Partner que ha comprado una participación mayoritaria de Pronovias o la adquisición de acciones de Gas Natural por valor de 1,5 millones de euros por diferentes fondos extranjeros, siendo ambas empresas con sede en Barcelona y que hacen negocio con España y la UE. También señala que la prima del riesgo del bono español ha subido tras la tensión de los últimos días, pero sigue estando por debajo de su nivel hace seis meses.

Bloomberg ironiza diciendo que aunque Cataluña grita “libertad”, los mercados contestan “no tan rápido”. La columna que firma Mark Gilbert en la sección BusinessWeek de la agencia de EEUU, sostiene que aunque el presidente catalán, Carles Puigdemont, se ha mostrado dispuesto a ir a la cárcel para conseguir la independencia de España, los acreedores de la región no creen que vaya a tener éxito. Resalta que a pesar de que el referéndum del 1-O se acerca, los bonos españoles siguen “en un mar de calma”. Explica que en caso de independencia, Cataluña tendría que asumir alguna parte de la deuda de España que se añadiría a los 6.000 millones de euros que ya debe la autonomía, pero enfatiza que aunque las primas de riesgo de los bonos catalanes y españoles han subido en las últimas semanas, siguen estando muy por debajo de los niveles que alcanzaron incluso a principios de año. Y considera que la “relajada posición” de los inversores refleja que creen que el apetito por la secesión de los votantes está declinando.

Reuters apunta que se reduce la diferencia entre los bonos de España e Italia al aumentar la preocupación por Cataluña. La agencia de noticias británica resalta que tras muchos meses de amplia ventaja para los bonos españoles, el diferencial con los italianos ha alcanzado su nivel más bajo en dos meses a causa de los temores por el referéndum catalán y su posible impacto en la recuperación española. Pero añade que la primas de riesgo de todos los bonos de toda la eurozona han aumentado por el aumento de la oferta y el fin de las tensiones en otras partes del mundo, en concreto Corea del Norte.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.  

Print Friendly, PDF & Email