Una figura icónica y de gran relevancia histórica, pero que sigue dividiendo al mundo y cuya muerte abre una nueva era incierta para Cuba. Este es el resumen del análisis que hace la prensa internacional tras el fallecimiento de Fidel Castro. La importancia del líder cubano es puesta de relieve en portadas que lo califican de “azote de Occidente”,  “revolucionario que desafió a EEUU”, “señor de la isla” o “último gran líder del siglo XX”. Y tras su desaparición predominan dos lecturas, una que resalta que su figura dividió y sigue dividiendo al planeta y otra que señala que acaba de una era y se abre otra para Cuba. En este aspecto los medios estadounidenses apuntan que podrían consolidarse los puentes tendidos por Obama, mientras los del resto del mundo hablan de “incertidumbre” sobre el futuro político de la isla.

New York Times califica a Castro de revolucionario que desafió a EEUU y mantuvo “esclava” a Cuba. Señala que Fidel Castro fue un “feroz apóstol” de la revolución, pero trajo la guerra fría a Occidente en 1959 y desafió a EEUU durante casi medio siglo “perturbando” a 11 presidentes estadounidenses y empujó brevemente al mundo al borde de la guerra nuclear. En este sentido resalta que su importancia internacional excedió con mucho lo que podría haberse esperado del líder de una isla caribeña. Y añade que dirigió Cuba con fuerza y simbolismo.

The Times le llama “azote de Occidente” y apunta que su figura divide al mundo. Resalta que la muerte de Fidel Castro a los 90 años ha dividido al planeta, aunque sostiene que se trata de un icono revolucionario que se convirtió en un tirano asesino.

Los Ángeles Times subraya que se abre una nueva era para Cuba. Cree que la muerte de Castro puede impulsar el intento de Obama de construir puentes con la isla. Califica a Fidel de “figura icónica” y señala que su muerte ha provocado “jolgorio” en la Pequeña Habana de Miami.

The Guardian titula “La noche en que paró la música”. Explica que la isla ha quedado en silencio mientras se vela a Fidel Castro, el hombre que echó a un dictador sólo para dirigir con puño de hierro.

Liberation dice “Erase una vez la revolución”. Resalta que muera a los 90 años la leyenda cubana e internacional, Fidel Castro que primero fue liberador y luego dictador.

The Independent resalta que Castro sigue dividiendo al mundo. Enfatiza el contraste entre los días de luto decretados en la Habana y la alegría desatada en las calles de Miami. También se hace eco de la condena de Trump que calificó a  Castro de “dictador brutal” y de los elogios de Jeremy Corbyn, destacando su faceta “revolucionaria”.

Clarín afirma que ha muerto el último líder del siglo XX. Recuerda que Fidel Castro encabezó la Revolución cubana en 1959 y la lideró durante medio siglo, resistiendo el bloqueo de EEUU. Y aunque apunta que el “poder excesivo, la corrupción, la restricción de las libertades y la caída económica de Cuba” desgastaron su imagen, cree que es la última figura de una era en la que hubo líderes globales como Mao Tse Tung, Kennedy o Mandela.

La Stampa destaca que Cuba tiene que afrontar ahora “la revolución sin Fidel”. Apunta que la muerte del líder cubano a los 90 años deja lágrimas en La Habana y fiesta en Miami. Pero ve a Cuba en la encrucijada.

Der tagespiegel habla de “fin de una época muy especial”. Y destaca las reacciones de Obama y Trump, el primero asegurando que “la historia juzgará” a Castro y el segundo cortejando al “maravilloso pueblo cubano”.

O Globo titula “Adiós al señor de la isla”. Explica que la muerte de Fidel Castro abre especulaciones sobre el futuro político de Cuba, que dirigió durante 47 años. También señala que el fallecimiento ha provocado luto en su país y celebración en el exilio. Y destaca las reacciones de Obama, que cree que será la historia la que juzgue a Castro, y la de Donald Trump que le ha llamado “dictador brutal”.