El fallecimiento de Mohamed Bouderbala a finales de diciembre en la cárcel malagueña que está sirviendo de CIE para inmigrantes y la controversia que se ha desatado por ello en España son recogidos por medios de Reino Unido, Turquía o Argelia, entre otros. Se apunta que la muerte del joven argelino en Archidona ha provocado indignación y una investigación oficial tanto por parte de las autoridades españolas como argelinas. Pero sobre todo se resalta que ha vuelto a poner el foco sobre la forma en que está gestionando España la custodia de los inmigrantes ilegales que llegan a su territorio y sobre la controvertida decisión de usar una cárcel sin inaugurar como centro de internamiento. En este sentido The Turkey Telegraph se muestra especialmente crítico al hablar de “limbo de Zoido”.

The Independent señala que crece la indignación por el uso en España de cárceles para acoger inmigrantes tras la muerte de un argelino. La noticia en el diario británico es de Alasdair Fortheringham apunta que se ha abierto una investigación tras la muerte de Mohamed B., un inmigrante argelino, en la prisión de Archidona, en Málaga. Y apunta que este caso es percibido como emblemático de una crisis más profunda por la forma en la que España está gestionando el problema de los refugiados e inmigrantes. En concreto señala que el uso de una cárcel para acoger a estas personas ya fue una decisión controvertida en noviembre y subraya que aunque se anunció como una medida “temporal y excepcional” ha entrado ya en su tercer mes. Y enfatiza que el fallecimiento de un inmigrante argelino, las peticiones de recolocación se han reforzado.

Turkey Telegraph afirma que el joven Mohamed ha muerto en Archidona que “no es ni una cárcel, ni un CIE sino el limbo de Zoido”. La información de tabloide turco asegura que el encarcelamiento de inmigrantes en la aún no inaugurada prisión de Archidona es en sí misma una “vergonzosa ilegalidad” y se ha convertido además en una colección de disfuncionalidades que debería explicar el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. Y destaca en este sentido la historia de Mohamed Bouderbala, el argelino de 36 años que logró llegar a España en noviembre, fue retenido en Archidona y apareció muerto en su celda a finales de diciembre tras 15 horas sin que nadie pasase revista a su situación. Y sostiene que hay una “enorme responsabilidad moral” en esta muerte.

Ech Chourouk habla de la “sospechosa”  muerte de un inmigrante argelino en España. El diario argelino resalta que su ministro de Asuntos Exteriores, Abdelkader Messahel, ha recibido a la familia del joven Bouderbala Mohamed fallecido en una cárcel española en “circunstancias misteriosas”. Apunta que la diplomacia argelina está siguiendo muy de cerca el asunto y está pendiente de los procedimientos de las autoridades españolas. Añade que la familia del fallecido ha rechazado la repatriación del cadáver desde Málaga porque quiere que es esclarezca el suceso y exige un autopsia de un médico independiente al tener “evidencias de que no se trata de un caso aislado”.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

Print Friendly, PDF & Email