“500 años después, España vuelve a abrazar a sus judíos”. Desde el New York Times hasta Le Figaro, pasando por Financial Times o Slate, multitud de medios de todo el planeta se hacen eco de la decisión de España de conceder la doble nacionalidad a los descendientes de los judíos expulsados en 1492.

New York Times resalta el gran interés que la oferta está despertando en Israel. Asegura: “Una iniciativa española ha desatado una oleada de interés en Israel entre los judíos sefardíes que quieren obtener la ciudadanía española. Maya Weiss-Tamir, un abogado israelí que se especializa en las solicitudes de ciudadanía en los países europeos, dijo que había recibido entre 700 y 800 consultas por correo electrónico desde que el gobierno español aprobó un proyecto de ley de ciudadanía. Éste elimina algunos onerosos requisitos existentes que incluían la necesidad de que los solicitantes renuncien a su ciudadanía actual.”

Financial Times apunta que un pasaporte de la UE con acceso a residencia, educación y beneficios sociales podría atraer a judíos de todo el mundo. Madrid ha propuesto un cambio potencialmente de gran alcance en su legislación que permitiría ofrecer la ciudadanía a todos los judíos cuyos ancestros provienen de España. Hasta ahora los descendientes de judíos expulsados de España en el siglo 15 -conocidos como judíos sefarditas- sólo podían reclamar la ciudadanía española después de haber vivido en el país durante dos años, y renunciando a su anterior nacionalidad. La atracción de tener un pasaporte de la UE con acceso a la residencia, la educación y el estado de bienestar podría ser atractiva para muchos judíos sefardíes en todo el mundo.”

Le Figaro destaca que España reabre los brazos a los sefarditas con una motivación simbólica. La crónica de Mathieu de Taillac señala: “España abre los brazos a los judíos sefarditas, 522 años después de su expulsión. La presentación del proyecto de ley en el Consejo de Ministros el pasado viernes provocó el entusiasmo de millones de personas potencialmente afectadas. El gobierno de Rajoy, que permitió el derecho de residencia a los extranjeros que inviertan al menos 500.000 euros en el sector inmobiliario, muestra esta vez una motivación puramente simbólica. La medida es parte de un contexto de reconciliación entre España y el judaísmo.”

El Telegraph señala que España invita a los descendientes de los judíos expulsados hace 500 años a regresar. El texto de Fiona Govan explica: “Más de cinco siglos después de que los judíos de España fueran obligados a huir, convertirse al catolicismo o ser ejecutados sin juicio, sus descendientes están siendo invitado a regresar y asumir la doble nacionalidad. La nueva ley ofrecería la posibilidad de un pasaporte de la UE a 3,5 millones de personas en todo el mundo, muchos en Israel, pero se cree que también los hay que residen en Francia, Estados Unidos, Turquía, México, Argentina y Chile.”

Slate indica que España puede también querer atraer ciudadanos en un momento en que muchos españoles abandonan el país. Dice: “La ley sería bastante inusual. Varios países tienen leyes para alentar a los miembros de sus diásporas a volver. Irlanda, por ejemplo, o Israel. Pero la ley española se aplicaría a personas que fueron expulsadas del país, y no recientemente, sino hace cinco siglos. Parte de esto puede ser que España busque abordar uno de los períodos más oscuros de su historia, pero es también digno de mención que la gente está dejando el país en cifras récord en estos días. Permitir que los judíos sefardíes puedan volver puede ser una manera de atraer a nuevos ciudadanos sin arriesgarse una reacción violenta contra los inmigrantes.”

Euronews detalla las reacciones a la oferta en Israel. Afirma: “Los israelíes están mostrando un gran interés en la decisión de Madrid de otorgar la condición de doble nacionalidad a los descendientes de judíos expulsados de España en 1492. Los llamados judíos sefarditas constituyen alrededor de una cuarta parte de la población de Israel. Muchos israelíes celebran la legislación prevista como la correción de un error. Para otros, es demasiado poco y demasiado tarde.”

Le Monde explica que España facilitará la nacionalización de los judíos perseguidos. Asegura: “Los españoles no olvidan su pasado. Las autoridades de Madrid han anunciado que adoptarán una ley para facilitar la nacionalización de los descendientes de Judios sefarditas expulsados del país en 1492. El proyecto de ley `aun tardará un tiempo´  antes de ser enviado al Parlamento y aprobado, dijo un portavoz del Ministerio de Justicia. Pero el texto no debería tener problema. El Partido Popular, de derecha, tiene en efecto la mayoría absoluta.”

(Esta noticia está inclida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)