El diario británico analiza las reclamaciones de un grupo de musulmanes que pide a España que, al igual que a los judíos  sefarditas, también conceda la nacionalidad a los descendientes de esta religión expulsados por los Reyes Católicos. E l reportaje de Ashifa Kassam recoge argumentos a favor y en contra de esta posibilidad.

El diario israelí Haaretz también trata el asunto y señala que en Portugal se planteó una cuestión similar y se rechazó por un motivo: “La persecución de los judíos fue solo eso, mientras que lo sucedido con los árabes fue parte de una guerra para acabar con una ocupación”.

The Guardian dice: “El proyecto de ley, dice el gobierno español, pretende `corregir un error histórico´. Los consulados de Tel-Aviv y Jerusalén dicen estar inundados de solicitudes de información. Ahora los descendientes de otro grupo que destacó en el colorido pasado de España –antes de ser también expulsados- dicen que es justo que se les conceda a ellos también el mismo derecho al retorno. Un grupo representante de los Moriscos en Marruecos recientemente envió una carta al Rey Juan Carlos de España pidiendo que el país hiciera los mismos gestos conciliadores con los descendientes de los musulmanes.”

El texto explica: “Critican duramente el doble rasero de España al ofrecer la nacionalidad a los descendientes de judíos expulsados de España pero no a los musulmanes. Estiman que 600 familias en Marruecos podrían rastrear sus orígenes hasta España. Ofrecer el derecho de retorno a los descendientes de los musulmanes españoles sería verter luz sobre una realidad que la mayoría de los españoles desearía ignorar, argumentó Antonio Manuel Rodríguez Ramos de la Universidad de Córdoba: `El peligro es que tendremos que reconocer que la mayoría de la población española es de ascendencia musulmana´ sostiene.”

[Leer el artículo completo en The Guardian]

The Guardian es un diario británico fundado en 1821 y conocido hasta 1959 como The Manchester Guardian. Su línea editorial es de centro izquierda. Es propiedad del Guardian Media Group que también edita The Observer que controlaba hasta 2008 The Scott Trust, una fundación sin ánimo de lucro centrada en mantener la independencia del diario. Ahora pertenece al The Scott Trust Limited, una compañía que ya no es una fundación, pero mantiene los mismos preceptos. Fue el diario que destapó el escándalo de las escuchas telefónicas en Reino Unido que provocó el cierre del tabloide News of the world. En marzo de 2012 su circulacion fue de 217.190 ejemplares pero su website es la 2ª más popular entre los medios de Reino Unido, solo por detrás de la del Daily Mail.  

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

Print Friendly, PDF & Email