Si en enero, la noticia de que el Banco Santander retiraba su oferta a Andrea Orcel para ser CEO por el “inaceptable coste” de su bonus, copó las portadas de los medios económicos de todo el planeta, ahora la petición de indemnización de 100 millones de euros que el banquero italiano exige a la entidad española está recibiendo una atención similar. El Financial Times ha sido uno de los medios que reveló el contenido de la demanda de Orcel y otras cabeceras citan también la información de ElConfidencial.com. Se recuerdan los detalles del “fallido fichaje” del “banquero estrella” por parte del Santander con respecto al pago de sus 50 millones de euros en bonus, aunque también se menciona que hubo diferencias entre Orcel y Botín sobre el protagonismo público del nuevo CEO que pudieron influir en la rescisión del contrato. Pero se subraya que si el Santander se ve obligado a pagar una alta indemnización sería “embarazoso” y un “perfecto ridículo”,

The Financial Time reveló que Andrea Orcel prevé demandar al Banco Santander por 100 millones de euros. El diario económico británico, en un artículo de David Crow, explica que el banquero estrella italiano tiene lista una querella en la que  acusa a la entidad de Ana Botín de violación de contrato y exige que se le fiche o se le indemnice con 100 millones de euros. Recuerda los detalles del fin de su relación con el banco español -aunque apunta que el pago de su bonus de 50 millones no fue la única causa de su fichaje fallido y asegura que también había discrepancias entre él y Botín sobre el perfil público que tendría al unirse al Santander. Pero advierte de que sería “altamente embarazoso” para la entidad si se ve obligada a pagar una cantidad cercana a los 100 millones, ya que fue precisamente el considerar injustificado pagarle la mitad, la razón para retirar la oferta.

The Guardian apunta que el banquero que iba a dirigir el Santander le demanda por 100 millones. El rotativo británico recuerda que Andra Orcel iba a ser CEO de la entidad española hasta que “de repente ésta retiró su oferta” por sus demandas de pago. Explica que el Santander argumentó que no “podía justificar pagarle 50 millones de euros de entrada para compensar los bonus que iba a perder al salir de su anterior puesto al frente del UBS suizo. Y enfatiza que ahora el banquero de inversión demanda al Santander y le exige 100 millones de euros. Y recuerda que Orcel en una reciente entrevista ya insinuó que actuaría al asegurar “No soy alguien que deje las cosas pasar”. Y subraya que las circunstancias de esta demanda de Orcel al Santander son “inusuales”, porque suceden sin que haya llegado a incorporarse a su puesto. Aunque apunta que sí ha habido precedentes de “pulsos multimillonarios” entre empresas y sus ejecutivos.

Il Sole 24 Ore destaca que el “Ronaldo de los banqueros” pide 100 millones al Santander por su “matrimonio fallido”. El periódico italiano, en una información de Alessandro Graziani, explica que el “matrimonio fallido” entre Andrea Orcel y el “coloso” bancario español que dirige Ana Botín ha terminado en los tribunales. Apunta que el italiano es apodado el “Cristiano Ronaldo de los banqueros comerciales” por los maxi-compromisos y bonos acumulados en su carrera, plantea una batalla legal por la rescisión de su contrato. Pero apunta que habrá que ver si la demanda de 100 millones está destinada a conseguir un acuerdo amistoso en niveles menos estratosféricos con el Santander o más bien con UBS, que ha sido su cliente más rentable durante 20 años.

Handelsblatt apunta que un banquero “estrella” quiere demandar al Santander por 100 millones en daños y perjuicios. El periódico económico alemán advierte de que el intento de fichar a la estrella de la banca de inversión Andrea Orcel como nuevo CEO puede salirle caro a la entidad de Ana Botín. Recuerda que en septiembre se anunció que se incorporaría al Santander, pero en enero se rescindió el contrato y ahora Orcel exige en una demanda que éste se cumpla o le indemnicen con 100 millones. Y advierte de que si finalmente el banco español tiene que pagar una suma alta, “el ridículo sería perfecto”, ya que Ana Botín justificó la rescisión del contrato de Orcel en que no estaba de acuerdo en pagarle los 50 millones de euros en bonus que había acumulado en UBS. Aunque también menciona el dinero pudo no ser la única causa de la rescisión, ya que en círculos del Santander se especuló sobre si Orcel se contentaría con ser el nº2 detrás de Botín, que también un rol ejecutivo.

The Telegraph apunta que “Orcel le dice al Santander: hacedme CEO o pagadme 100 millones”. El periódico británico, en un artículo de Lucy Barton, resalta que el ex responsable de UBS quiere demandar a la entidad española tras su decisión de no consumar su fichaje por considerarlo demasiado caro. Explica que Orcel pide que le hagan CEO o le indemnicen con 100 millones. Recuerda que el Santander tiene una fuerte presencia en las calles británicas y apunta que ha declinado comentar la demanda.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email