El Ayuntamiento de Palma de Mallorca se ha convertido en el primero de España que prohibe los alquileres de viviendas privadas para uso turístico que han popularizado plataformas como Airbnb y la noticia ha llamado la atención de medios globales, especialmente de Reino Unido, Alemania e Italia. Se  enfatiza que se trata de una medida que va a ser aprobada para entrar en vigor el 1 de julio y algunos hablan de “paso drástico” o de “giro” contra es tipo de webs y servicios. Y se destaca que la decisión coincide con la “ola de sentimiento anti-turismo” que se ha propagado en varios lugares de España ante las consecuencias negativas para la población local de la presencia en masa de visitantes. En concreto recogen que el precio del alquiler en Palma se ha disparado entre un 40% y un 50% en dos años.

The Telegraph subraya que Palma es la primera ciudad española que prohibe los alquileres de Airbnb. El reportaje del diario británico es de Hannah Strange y detalla como la capital balear quiere convertirse en la primera que prohibe completamente el alquiler de apartamentos a turistas, en una campaña contra websites estilo Airbnb, a los que muchos acusan de haber provocado un alza en los alquileres. Apunta que la decisión del alcalde Antoni Noguera se ha producido tras un informe que revelaba que en la ciudad había 20.000 alojamientos sin licencia y que los precios habían subido un 50% entre 2015 y 2017, y busca evitar que los residentes locales tengan que marcharse de la ciudad por el alza de precios.

Stern califica de “paso drástico” contra Airbnb, la medida de Palma. La revsita alemana resalta que en Mallorca a partir del 1 de julio los propietarios de inmuebles en la capital no podrán alquilar habitaciones o apartamentos a turistas y sólo podr´na hacerlo vivienda unifamiliares, siempre que no estén ubicadas en terrenos rurales protegidos, cerca del aeropuerto o en áreas comerciales. Considera que es una medida “drástica” contra servicios estilo Airbnb y recuerda que ya existía una normativa que restringía este tipo de alquiler en la Isla, pero la de ciudad de Palma es aún más dura.

Corriere della Sera habla de un “giro anti-Airbnb” en Palma de Mallorca con la prohibición de alquilar casas privadas. El periódico italiano en una información de Francesco Tortora advierte que la medida de la capital balear es “pionera” en España y fija que a partir de julio esté prohibido alquilar a turistas un apartamento privada a buen precio en sitios como Airbnb o similares. Señala que unicamente las casas y chaletas que no estén en zonas protegidas quedan exentas de la prohibición. Y resalta que se trata de una medida que sigue a las numerosas protestas de los vecinos contra el turismo de masas que en los últimos años está causando controversia en los principales destinos turísticos españoles.

The Sun afirma que Palma prohibe el alquiler de apartamentos vacacionales ante la ola anti-turística que sopla en la ciudad. El tabloide británico explica que el alcalde de Palma de Mallorca ha anunciado que va a prohibir a los dueños de apartamentos en la ciudad que los alquilen a turistas. Se hace eco de que los precios del alquiler en Palma han crecido un 40% en 5 años y muchos residentes culpan de ello a los sitios web y apps que permiten a los visitantes alquilar viviendas para estancias cortas directamente a los dueños. Y advierte de que una ola de sentimiento anti-turismo sacude la ciudad.

Il Fatto Quotidiano sostiene que España lucha contra el “turismo basura” tras la prohibición del alquiler de casas privadas en Palma. El rotativo italiano resalta que la medida que ha tomado el ayuntamiento mallorquín busca contrarrestar el alquiler sin licencia, pero es también una consecuencia de las protestas de los residentes por el “caos y mal comportamiento” de los turistas que abarrotan la isla cada verano. Explica que Palma de Mallorca se ha convertido en el primer muncipio de España que prohibe que cualquier propietario de un apartamento en la ciudad lo alquile a turistas, tras un informe que revelaba que el numero de viviendas sin licencia a disposición de los turistas ha aumentado un 50% en los últimos dos años. Añade que el alcalde de Palma, Antonio Noguera -del que recuerda que lucha desde hace tiempo contra el “turismo basura”- ha defendido la medida como un “modelo que creará tendencia ” para otras ciudades que sufren un turismo de masas.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email