Varios medios internacionales han hecho balance del primer año en el poder de Mariano Rajoy. Hablan de “regusto amargo” o de “año siniestro”. El Financial Times señala que está muy “arraigada” la opinión de que su gestión ha estado sembrada de desastres. Pero añaden que sus partidarios sostienen que el presdiente español es un político de otro tipo y que se demostrará que tiene razón.

Mariano Rajoy
(Foto: Flickr/Partido Popular)

El Financial Times señala que es dificil encontrar quien defienda a Rajoy en Europa. La crónica de Miles Johnson dice: “Este verano, mientras España parecía dirigirse hacia un rescate financiero internacional, Marino Rajoy tomó una decisión. Se encerró en su despacho, negándose a ver la televisión o escuchar la radio y leyó sólo el Marca y el Faro de Vigo. España, aseguró a sus más cercanos asesores, nunca sufriría la indignidad de solicitar un rescate. Ni los medios de información ni los mercados financieros le convencerán de lo contrario.”

Añaden: “Para los críticos del Sr. Rajoy, esta anécdota que cuenta de Mariano Guindal en su libro “Los días que vivimos peligrosamente” lo dice todo del carácter del líder español que ha convertido su liderazgo en un fracaso: un político provinciano que no quiere aceptar la realidad y no está capacitado para solucionar una crisis compleja e internacional. Está tan arraigada la opinión de que el primer año del señor Rajoy en el poder ha estado sembrado de desastres, que van desde chirriantes cambios de política en materia fiscal a una humilde petición de rescate bancario europeo, que se ha hecho dificil encontrar funcionarios de gobiernos extranjeros, economistas o inversores dispuestos a defenderlo.”

Y añaden: “La pregunta de si España necesitará un rescate, tachada de ridícula este mismo verano por el propio Rajoy, ya ni se plantea. Se da por sentado. Pero para el círculo más próximo a Rajoy, muchos de sus problemas proceden, no de la falta de esfuerzo o ejecución, sino de una mala presentación y comunicación. Solitario natural a quien no le gusta hablar en público, el Presidente no parece estar hecho para la política moderna. Su negativa a aceptar un rescate este verano, cuando otros políticos más reactivos habrían optado por la que parece la opción más segura, podría traducirse en que ahora España no tenga que aceptar condiciones dolorosas en el futuro.”

The Financial Times es un diario británico considerado referencia mundial en información económica.  Se fundó en 1888 y hoy pertenece a Pearson PLC, una compañía que también posee la mitad de la revista The Economist y en octubre de 2012 se ha fusionado con el grupo aleman Bertelsman (se especula con que el diario podría ser vendido).  En julio de 2012, tenía 600.000 suscriptores y 4,8 millones de usuarios registrados en su website que a su vez recibe más de 2 millones de visitas cada día de media. El FT defiende el libre mercado y la globalización. En cuanto a su línea ideológica ha respaldado a políticos como Thatcher, Reagan o Cameron pero también a Gordon Brown o Obama.  Se considera que sus editoriales suelen ser pro-europeos y pro-euro.

Economic Times habla de un primer año siniestro de Rajoy. Recoge: “Un año después de que llegara al poder prometiendo arreglar la economía y crear puestos de trabajo, España ha entrado en un segundo año de recesión y la tasa de desempleo es del 25%. En la noche del 20 de noviembre, Rajoy predijo que con el apoyo de la nación “España va a estar donde todos queremos que esté – a la cabeza de Europa”. En efecto, este gallego de barba gris parecía tener España a sus pies cuando llevo a su Partido Popular a su mayor victoria electoral desde que volvió la democracia. Pero esos días han quedado atrás. Una octubre, una encuesta reveló que el 71% de los encuestados desaprueba la gestión del primer ministro, y al 84% le inspiraba poca o ninguna confianza.”

L´Expansión dice que los 12 meses de Rajoy dejan un regusto amargo. Su artículo apunta: “Es un aniversario que no dará lugar a alegría. Un año después de su victoria en las elecciones legislativas, el viento ha cambiado para el lider español de derechas Mariano Rajoy, enfrentado a una difícil situación económica, un malestar social y un empuje independentista en Cataluña. Desde que asumió el cargo en diciembre de 2011, Mariano Rajoy acumula las malas noticias: el desempleo aumenta, afectando a una cuarta parte de los activos, el país está en recesión, la deuda y el déficit se disparan. Este jurista de formación se comprometió con la transparencia, pero se embarcó con su equipo en un vals de cifras que en gran medida socavó su credibilidad en los mercados y entre los votantes.

Print Friendly, PDF & Email