La decisión del Juez Pablo Ruz de procesar por genocidio y asesinato a siete agentes secretos de Pinochet que secuestraron, torturaron y mataron al diplomático español Carmelo Soria es destacada por varios medios anglosajones. Señalan que los acusados se beneficiaron de leyes de amnistía aunque estuvieron presos por otros delitos.

La noticia en la BBC

El Washington Post destaca que los sospechosos se habían beneficiado de la Ley de Amnistía. Explican: “Seis chilenos y un estadounidense acusados del secuestro, tortura y asesinato en 1976 de Carmelo Soria, un funcionario español de la ONU en Chile han sido acusados el martes por un juez español, Pablo Ruz, que emitió una orden internacional de arresto para que sean juzgados en España. Los sospechosos nunca fueron juzgados por asesinato o tortura en Chile, ya que estaban protegidos por la ley de amnistía puesta en marcha dos años después del asesinato de Soria.

El americano se llama Michael Townley y pasó cinco años en una prisión de EE.UU. por complicidad en el asesinato en 1976 en Washington del ex embajador chileno Orlando Letelier y su asistente. Townley estaba en el Programa de Protección de Testigos de EE.UU. hasta una fecha tan reciente como 2010.”

La BBC recuerda que una investigación del Washington Post demostró que Soria murió por torturas, pero Chile se negó a investigarlo. Su artículo apunta: “El diplomático de la ONU Carmelo Soria trabajaba en Chile cuando fue secuestrado, torturado y asesinado en 1976. Es una de las cerca de 3.000 personas que perdieron la vida durante el régimen del general Augusto Pinochet entre 1973 y 1990. El juez Pablo Ruz ha acusado a seis chilenos y un estadounidense, todos los cuales trabajaban para la policía secreta de Pinochet, de genocidio, asesinato y secuestro.”

Y señala: “En su día, las autoridades chilenas, dijeron que el Sr. Soria había conducido borracho su coche y caído a un canal. Meses más tarde, una investigación del Washington Post demostró que su muerte fue resultado de torturas, pero las autoridades militares de Chile se negaron a abrir otra investigación.  El presente caso fue presentado por el presidente de la Fundación Allende en España y recogido por el juez Ruz después de que otro juez español dictaminara que la investigación de los presuntos delitos contra el Sr. Soria `no había sido diligente´ en Chile.”

ABC News recoge que entre los procesados están Townley y Contreras. Explican “El juez Pablo Ruz ha procesado a siete personas vinculadas al ex régimen del dictador chileno Augusto Pinochet y al asesinato de Carmelo Soria. El americano es Michael Townley que ha estado cinco años en una prisión de EE.UU. por complicidad en el asesinato de Orlando Letelier. Entre los chilenos está el ex director de la DINA, Manuel Contreras, quien está preso en Chile por su papel durante la dictadura de Pinochet. El resto de acusados fueron declarados culpables en 1993 por encubrir el asesinato de Soria, han cumplido sus sentencias y están viviendo en libertad en Chile, segun Alfonso Insunza, abogado chileno que representa a la familia de Soria.”

Print Friendly, PDF & Email