El Partido Popular ha finalmente revelado su programa electoral para el 20N. Dada la ventaja de Mariano Rajoy en los sondeos, numerosos medios internacionales se hacen eco de ello y analizan las medidas propuestas. Destacanque la prioridad es la creación de empleo y que promete austeridad aunque sin dar detalles del coste o de la manera de cumplir los objetivos marcados.

Ana Mato con el programa del PP
(Foto: Flickr/Partido Popular)

El Washington Post asegura: “Los conservadores españoles ponen el enfasis en la creación de empleo en su programa electoral con escasas menciones a la austeridad. La derecha, que se espera que gane ampliamente las próximas elecciones generales en España, ha prometido recortes de impuestos a los negocios y otras medidas para hacer frente a una tasa de 21,5% por desempleo, pero ha evitado dar detalles sobre lo que costará y cómo cumplirá España con la reducción del déficit.

Aunque con la economía prácticamente en estado de coma y los ingresos tributarios convertidos en apenas un goteo, muchos en España piensan que un gobierno del Partido Popular tendrá que aprobar un enorme plan de austeridad que recorte gastos para cumplir con los objetivos de reducción del déficit. Sin embargo, en el programa electoral aprobado el lunes y publicado en su página web el martes, el partido no da una idea concreta de lo que podría hacer.

El Financial Times explica en una crónica de Victor Mallet que el PP “ha revelado su programa de reformas de cien puntos destinadas a recuperar la prosperidad del país, así como la influencia internacional después de más de tres años de crisis.  Con el lema “Más sociedad, mejor gobierno”, el Partido Popular (PP) – que a menudo es señalado por la izquierda española como una fuerza divisoria con raíces en la dictadura de Franco – está tratando de alinearse con la idea de conservadurismo cuidadoso pero eficiente fomentado por los conservadores de David Cameron y su “Gran Sociedad” en el Reino Unido.

El PP ha prometido satisfacer las solicitudes de los empresarios españoles de que reforme el incómodo sistema de negociaciones salariales colectivas y la legislación laboral que hace muy difícil el despido de empleados permanentes. A su vez, disuade la contratación. En el programa electoral, Rajoy y el PP prometen ??una reforma completa? de un sistema gobernado por acuerdos sectoriales y regionales, así como la simplificación de los contratos laborales y dar más poderes a las empresas. A la vez, el PP insiste en que seguirá el programa de austeridad emprendido por el Gobierno socialista, que está tratando de reducir el déficit presupuestario del 9,2% del PIB el pasado año al 6% este año.

Il Sole 24 Ore destaca en texto de Luca Veronese: “Rajoy: contra la crisis menos impuestos. Programa neoliberal para el líder del Partido Popular, gran favorito en las elecciones del 20 de noviembre. Mariano Rajoy sabe que tiene la victoria en el bolsillo…??Más sociedad, un Estado mejor??, se lee en el eslogan colocado detrás de él en el Consejo Nacional del Partido, en Santiago de Compostela, en su Galicia, donde ha enumerado, uno tras otro, los cien puntos del programa para reactivar la economía del país: Menos impuestos para las empresas, una corporate tax del 20% para las pequeñas empresas. Menos impuestos sobre las rentas financieras. Menos contrataciones colectivas, menos tipologías de contratos laborales, más ayudas a las empresas que contratan: hasta 3.000 euros por un puesto de trabajo en las nuevas actividades. Más facilidades para quienes adquieren inmuebles y reducción del IVA sobre las viviendas.”

Il Fatto Quotidiano destaca: El programa del Partido Popular de Rajoy sorprende a pocos, muy liberal. La mayor sorpresa que el programa del PP de Mariano Rajoy se reservaba ha sido la elección del puente de Todos los Santos para lanzar las piedras angulares de su camino a la Moncloa. Pocas sorpresas en la economía. Se trata de volver sobre el aborto y los derechos civiles. No hay diálogo con ETA. El resto del programa del partido favorito para dirigir a España a partir del 20 de noviembre, se parece a un “río lento lento”. Sin un propósito real nuevo, especialmente en el campo económico, a pesar de el país es uno de los países más afectados por la crisis.

Le Parisien dice “austeridad y control del gasto público. La derecha española, favorita en las legislativas del 20 de noviembre, anunció un programa dictado por las limitaciones de la crisis. Incluyen varias medidas para ayudar a las pequeñas empresas, como “el cambio de régimen del IVA y el impuesto de sociedades, así como medidas de apoyo a la contratación del primer empleado, tales como la reducción de las cargas.”

“Definiendo la administración como “el motor del cambio”, el programa prevé una reducción en el número de altos funcionarios, así como “reducir el número de organismos públicos para garantizar una mayor transparencia y más eficiente”. Ansioso por tranquilizar al sector más conservador del electorado, el PP anunció que “modificara” en nonbre del “derecho a la vida”, la ley del aborto, la más controvertida aprobada por el gobierno socialista.”

Le Nouvel Observateur recalca: “Dados como favoritos para las próximas elecciones legislativas en España,  los conservadores del Partido Popular han prometido reducciones fiscales para las empresas y otras iniciativas para relanzar la economía justo cuando la tasa de paro ha alcanzado el 21,5%. Pero se han guardado precisar el coste de estas medidas y la manera de alzanat los objetivos de reducción del deficit”.

Diario Económico apunta desde Portugal en un artículo de Pedro Duarte que el “PP español quiere limitar los bonus a los banqueros. El PP, que en los sondeos indica que tendrá la mayoría absoluta en las elecciones del 20 N, pretende tener una actitud más intervencionista en la economía del país. En su programa electoral, que contiene 407 medidas, la formación política conservadora liderada por Rajoy promete ??ejercer control?? sobre los sueldos de los gestores bancarios, para controlar los bonus que se pagan en éste sector.”

“El PP también propone una reducción de carga fiscal. La propuesta más ??atrevida?? es la introducción de un modelo de capitalización individualizado para cada trabajador. Esta reforma ya había sido estudiada por el gobierno de Zapatero, que prevé que cada español descuente durante toda su vida laboral un montante para un fondo, al cual se accederá en caso de quedar desempleado, o se acumulará a la pensión que recibirá después de jubilado.”

Bloomberg asegura en una nota firmada por Emma Ross-Thomas: “Programa electoral del PP buscará recuperar la calificación de España y reformar los bancos y los Gobiernos locales. El PP ha manifestado que, en caso de obtener la victoria en las Elecciones generales del día 20, buscará recuperar la máxima calificación de los bonos estatales mediante el recorte del presupuesto y también conducirá reformas en los Gobiernos locales y medidas para reforzar a los bancos El programa de campaña publicado el día 1 por el PP, presidido por Mariano Rajoy, propone mecanismos para eliminar la ??duplicación de funciones?? en los Gobiernos locales, así como el impulso de proyectos conjuntos público-privados. El PP también tiene la intención de ??instar a una gestión activa de la morosidad?? por parte de los bancos.

Print Friendly, PDF & Email