Varios medos internacionales destacan que el escándalo de corrupción en torno al Partido Popular y a Mariano Rajoy está debilitando tanto a éstos que se han visto obligados a dar explicaciones tras meses de silencio.

Luis Bärcenas

Le Monde destaca que debilitado por las acusaciones de corrupción, el presidente es cuestionado en su propio terreno. La crónica de Sandrine Morel asegura: “Mariano Rajoy se encuentra una vez más en el banquillo pero esta vez es la estabilidad de todo el país la que está en juego. Tras meses de silencio en los que ha rechazado responder a las preguntas de la oposición sobre el tema, huyendo de las conferencias de prensa, el jefe del ejecutivo comparecerá finalmente ante el Congreso para dar su versión de los hechos. En caso de que no lo hubiera hecho, el PSOE asegura que habría interpuesto una moción de censura, gesto simbólico más que efectivo ya que el PP dispone de mayoría absoluta en el Congreso.

Durante estos últimos meses, Mariano Rajoy optó primero por el desmentido, luego por el silencio y viceversa evitando incluso pronunciar ni una sola vez el nombre del extesorero, esperando a que el tiempo actuase. Ante la magnitud del escándalo, la oposición ha pedido su dimisión. La opinión pública le vuelve la espalda ya que apenas el 13% de los españoles le tienen confianza e incluso en el seno de su partido cada vez son más las voces que se levantan para cuestionar su legitimidad únicamente por sus nexos con Bárcenas.

The Guardian señala que finalmente el presidente español ha accedido a responder sobre Bárcenas. El texto de  de Stephen Burgen asegura: “El presidente español se enfrenta a acusaciones sobre favores y fondos de sobornos. Rajoy responde a las preguntas este jueves en el congreso cuando el líder del PP aboga por un `ejercicio de transparencia´. Tras rechazar persistentemente hacer frente a las insinuaciones en el congreso o los medios de comunicación, Rajoy finalmente accedió a responder a las preguntas después de que la oposición lo amenazara con una moción de censura. Será la palabra de Rajoy contra la del extesorero: el honorable gallego con gustos espartanos contra el playboy y bon vivant andaluz.”

Le Soir plantea que Rajoy puede estar entre la espada y la pared. El artículo de David Alvarado dice: ” El presidente español: ¿entre la espada y la pared? Golpeado por el escándalo de la presunta contabilidad B de su partido durante dos décadas y las dudas en cuanto a su credibilidad por las noticias que se publican casi a diario en los periódicos españoles, Rajoy muestra su resistencia, una resistencia pasiva. El líder de los conservadores no habla. Ni siquiera lo hace para proteger su imagen, su honor.”

Het Financieele Dagblad apunta que Bárcenas provoca la angustia al presidente Rajoy. Explican: “Hasta hace poco, Luis Bárcenas era un completo desconocido para la opinión pública española. Ahora no pasa un día sin que de una u otra manera domine las noticias en España. La suerte del presidente Mariano Rajoy depende en gran medida del hombre que durante más de 25 años controló las finanzas del Partido Popular.

El extesorero busca ahora venganza Bárcenas no tiene la intención de cargar con toda la culpa por lo que parece ser el mayor escándalo de corrupción de la historia española. Bárcenas sabe mucho. Sobre soborno, financiación ilegal al partido y complementos salariales en negro en el partido conservador. Y la gran angustia de Rajoy es que Bárcenas además tenga pruebas. En una caja fuerte suiza, por ejemplo.”