La buena acogida de la última emisión de bonos españoles y la bajada de la prima de riesgo es destacada por los medios internacionales como una señal de que los inversores se han calmado. Se habla de una “importante bocanada de oxígeno” para España y para la zona euro, aunque se sigue señalando que los mercados esperan que Rajoy detalle sus planes de reforma.

Índice de bolsa
(Foto: Flickr/Somosnolbes)

Financial Times apunta: “Los costes de la financiación de España experimentaron su tercera mayor caída en una jornada desde que se registraron los datos en 1993 con una bajada de las rentabilidades por debajo del nivel clave del 6%. Se produjo después de que unas venturosas subastas de deuda calmasen el nerviosismo de los inversores tras la acción coordinada de los bancos centrales del jueves. La caída de los costes de endeudamiento españoles fue de especial importancia ya que el país había sido sumido más en la crisis de la deuda soberana europea por las ventas en los mercados de bonos italianos. Ahora las rentabilidades españolas son casi un punto porcentual menores que las italianas.

Desde que Mariano Rajoy, líder del PP, obtuviera la mayor mayoría parlamentaria en 20 años, ha sido criticado por no exponer de forma suficiente su programa de reformas económicas, lo que contribuyó a sostener la presión sobre los costes del endeudamiento español por unos preocupados inversores.”

Der Tagesspiegel habla de “Suavidad en el trato de los mercados con España. El éxito de las subastas de bonos en Francia y España provocó ayer un alivio notable en los mercados financieros europeos. En muchos países de la zona euro bajaron las primas de riesgo para títulos estatales, parcialmente incluso de forma notable. El alivio se dejó sentir sobre todo entre los pesos pesados, Francia, Italia y España. Entretanto, los bancos en crisis pueden contar con un trato suave por parte de Bruselas. Si los institutos requieren ayudas estatales, no se impondrán unas condiciones demasiado estrictas, dijo el comisario europeo de Competencia Joaquín Almunia.”

La Tribune asegura: “Las emisiones de Francia y España tranquilizan el mercado. El éxito de las adjudicaciones de Francia y España ofreció este jueves un nuevo catalizador a la baja de los tipos registrados desde el lunes. La bajada de los intereses fue más marcada para España que para Francia. A diez años cayó 49 puntos, hasta alcanzar el 5,73%, su nivel más bajo desde el pasado 9 de noviembre. Auténtico barómetro del temor, el interés italiano bajó alrededor de 65 puntos básicos desde el lunes por la mañana, contra los 60 puntos para el interés francés y los 1000 puntos para España.

El Washington Post destaca: “España obtuvo fácilmente 3.750 millones de euros en la subasta de bonos que tuvo lugar el jueves y que atrajo una gran demanda, aunque a un coste sustancialmente más elevado y entre grandes incertidumbres causadas por la crisis de la deuda en la eurozona. España está contemplando la crisis de la zona euro desde una especie de limbo mientras que espera que un nuevo líder conservador, Mariano Rajoy, sea nombrado presidente el próximo 21 de diciembre. El nuevo gobierno heredará una economía paralizada y una tasa de paro del 21,5%.”

Il Sole 24 Ore subraya: “Se afloja la tensión sobre los spread en Europa. Más evidente la disminución para Francia y España. ¿Habrá terminado ya el efecto de la iniciativa pro-liquidez de los principales bancos centrales? A juzgar por la Bolsa, sí. No, en cambio, si se observa la evolución del mercado soberano de las obligaciones que ayer recibió una importante bocanada de oxígeno con un significativo enfriamiento de los spread. Los índices accionarios mundiales han experimentado una disminución que, aunque no excesiva, ha interrumpido la tendencia de los últimos días. De señal totalmente opuesta ha sido la evolución del mercado de las obligaciones: ayer se aflojaron las tensiones sobre los títulos de Estado de algunos países del Viejo Continente, como Francia, España e Italia, gracias a la buena evolución de las subastas matutinas de Madrid y París. La prima de riesgo de los títulos españoles a diez años ha disminuido 52 puntos base.

Het Financieele Dagblad recoge: “Los tipos de interés sobre deuda soberana de los países de la eurozona bajan sustancialmente. España se beneficia de la relajación en los mercados. Los tipos de interés en la eurozona bajaron este jueves sustancialmente, después de que España y Francia lograran colocar en los mercados con relativa facilidad 8 mil millones de euros. La rentabilidad sobre deuda soberana española a diez años bajó con nada menos que medio punto porcentual. España emitió ayer deuda soberana por valor de 3,75 mil millones de euros. Con ello, la subasta se considera un éxito total.”

The Irish Times destaca: “España y Francia lideraron la caída de los costes de la deuda ayer cuando la venta de bonos atrajo una demanda de inversores mucho mayor de lo que se esperaba justo antes de que Nicolas Sarkozy, el presidente francés, pronunciara un discurso considerado ??de los que hacen historia?. El euro se fortaleció antes del discurso en el que Sarkozy propuso un nuevo Tratado para que Europa ??se volviera a encontrar a sí misma?. Fue el cuarto día consecutivo de ganancias par la moneda única y fue después de que el presidente del BCE, Mario Draghi indicara que puede que el BCE decida involucrarse más en la crisis si los gobiernos toman medidas para conseguir una unión fiscal.”

Publico dice: “Nuevas emisiones de España y de Francia bien recibidas en el mercado de la deuda. El mercado secundario de la deuda reaccionó con entusiasmo al resultado de las emisiones ayer realizadas por España y por Francia, pero las bolsas europeas cerraron en negativo, preocupadas con las crecientes señales de desaceleración de la actividad económica en Europa y a nivel mundial. Las emisiones de la deuda fueron un éxito relativo, pues España colocó el importe total previsto, pero pagó más intereses? El clima de fuerte desconfianza que se vive en los mercados financieros en relación al agravamiento de la crisis de la deuda generó fuertes expectativas en las dos emisiones, que sorprendieron positivamente a nivel de la demanda, que fue elevada, lo que ayudó a la disminución de las tasas de interés en el mercado secundario, donde los inversores revenden títulos de deuda u obligaciones soberanas?”

Print Friendly, PDF & Email