El conflicto desatado por una posible nacionalización en Argentina de la petrolera YPF, filial de Repsol en el país andino, está siendo recogido por los medios internacionales. Destacan las negociaciones diplomáticas hechas desde España para suavizar la tensión con el gobierno de Cristina Kirchner, aunque apuntan a anuncios contradictorios.

Plataforma de Repsol

El Financial Times destaca que “Argentina rechaza a España. Ha dicho sin rodeos a Madrid que no se inmiscuya en YPF, la mayor empresa y antiguo monopolio del petróleo, a pesar de que está controlada por la española Repsol. En lo que se ha visto en Madrid como una vergonzosa bofetada en la cara después de intensas presiones diplomáticas, incluida la del Rey Juan Carlos de España, para evitar la intervención estatal en la empresa, Argentina también negó que hubiera accedido a crear de grupos de trabajo para discutir a fondo las diferencias sobre YPF.”

Antes el diario publicó que “España ha expresado que confía  en que los acercamientos diplomáticos españoles con el Gobierno argentino resuelvan el creciente conflicto entre Buenos Aires y Repsol, la compañía petrolífera española, que provocó temores de que su filial YPF fuera nacionalizada. Tras una llamada del Rey Juan Carlos de España a Cristina Fernández, la presidenta argentina, el ministro de Industria español, José Manuel Soria, dijo que el Gobierno argentino estaba de acuerdo en organizar un grupo de trabajo para allanar las diferencias sobre YPF. El Rey Juan Carlos explicó a Fernández que YPF constituía una importante parte estratégica de Repsol, la cual está a su vez considerada como una compañía estratégicamente importante para España.”

La Nación asegura: “El gobierno de Mariano Rajoy ratificó el anuncio de un proyecto para conformar un grupo técnico binacional entre la Argentina y España, cuya misión será la de acercar posiciones en el conflicto desatado entre la Casa Rosada y Repsol en torno al rendimiento de YPF. Esta propuesta, adelantada por el titular de la cartera española de Industria, Energía y Turismo, José Soria, había sido tajantemente desmentida por los ministros de Planificación Federal, Julio De Vido, y de Economía, Hernán Lorenzino, quienes a través de un comunicado difundido anteayer señalaron que “de ninguna manera” el tema del grupo técnico conjunto formaba parte de la agenda bilateral entre España y la Argentina.”

Inicialmente el periódico aseguró: “Gestiones del gobierno español frenaron el avance sobre YPF. En Madrid hablan de una llamada del rey Juan Carlos. La rápida y enérgica intervención del gobierno de España en favor de los intereses de una de las empresas más importantes de ese país puso paños fríos a un discurso de Cristina Kirchner que pudo haber significado el principio del fin para la participación de Repsol en YPF. Y el responsable de que los ánimos se distendieran en las oficinas centrales que Repsol posee en el madrileño Paseo de la Castellana fue el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que viajó anteayer con carácter urgente a Buenos Aires para reunirse con funcionarios de la Casa Rosada y frenar, a través de intensas gestiones, cualquier avance del Gobierno para reestatizar o intervenir la “joya estratégica” de la industria petrolera española.”

Clarín recoge: “La amenaza de estatizar YPF inquietó al empresariado. El rey de España fue quien se interesó directamente por la ofensiva contra Repsol-YPF. Juan Carlos fue quien negoció con Carlos Menem la transferencia definitiva de la compañía y la anulación de la acción de oro. Pero Clarín confirmó que fue Mariano Rajoy quien se comunicó esta semana con Cristina Kirchner. La conversación fue cordial, pero firme por ambos lados. La urgente intervención de la máxima autoridad política de España fue recomendada por un emisario secreto de la Cancillería española que estuvo en Buenos Aires supervisando al embajador Rafael Estrella.

Fruto de esta negociación, el miércoles Antoni Brufau también voló a Buenos Aires y ofreció una propuesta de inversión al ministro De Vido. Concurrió al Ministerio de Planificación acompañado del enviado secreto de la Cancillería española y fue recibido por De Vido y Roberto Baratta. La propuesta está contenida en un borrador de trabajo y en ella Brufau propone: Hacer un esfuerzo para aumentar las inversiones de YPF, concentrando el esfuerzo en la cuenta neuquina.”

Fox News asegura: “Altos funcionarios españoles intentan suavizarla tensión sobre Repsol YPF en Argentina. Cuando el Gobierno argentino ha informado de que evalúa planes para nacionalizar la filial de la petrolera española Repsol YPF SA , algunos de los funcionarios más importantes de España, así como la dirección de la compañía, han estado trabajando para aliviar las tensiones con la nación sudamericana.”

Print Friendly, PDF & Email