Financial Times, Wall Street Journal, Guardian o Les Echos resaltan ahora que la resolución de factores externos, especialemente las consecuencias para Italia, son la causa por las que el gobierno español no pide ayuda a la UE. Tras las especulaciones sobre los motivos para retrasar la petición, se destaca ahora que España ha encontrado un fórmula que le satisface, pero espera el respaldo unánime de la UE.


(Foto: Flickr/Fotero)

El Financial Times destaca que España ha encontrado una fórmula de rescate que le gusta, pero espera por factores externos. El articulo de su corresponsal Miles Johnson señala: “El Gobierno español está dispuesto a hacer la petición de rescate que permitiría al Banco Central Europeo comenzar a comprar su deuda, pero lo está retrasando por las necesidades de otros países de la moneda única. Madrid ha encontrado una fórmula con la que que se siente cómodo para el rescate -un cambio significativo en su posición en comparación con antes de verano- y está a la espera de que se resuelvan factores externos, como la forma en que influiría en otros países como Italia. Un funcionario del Ministerio de Economía dijo que España no necesitaba ningún dinero del Mecanismo Europeo de Estabilidad pero pediría una línea de crédito con el fin de satisfacer las condiciones del BCE.”

El Wall Street Journal dice que España teme que no haya un respaldo unánime de sus socios europeos. Su crónica explica: “España está considerando pedir una línea de crédito del nuevo mecanismo de rescate de la Unión Europea, según ha revelado un alto funcionario del Ministerio de Hacienda español, dando los primeros detalles de los planes del país para buscar ayuda y evitar que sus problemas de deuda deriven fuera de control. El funcionario, en una conferencia con la prensa internacional, dijo que España estaba buscando el apoyo de los socios de la zona euro para seguir adelante con la petición de rescate. Pero dijo que el gobierno no estaba seguro del respaldo unánime a causa de lo que calificó de preocupación por la posibilidad de que el nerviosismo de los inversores sobre la estabilidad del euro pueda extenderse a la muy endeudada Italia.”

The Guardian apunta que el gobierno busca el respaldo alemán y sobre todo la influencia del FMI. La nota de Giles Tremlett dice: “Entre las muchas razones de España para arrastrar los pies -que segun un responsable tiene más que ver con asegurar el respaldo de Alemania y otros al plan de rescate que con las elecciones regionales- también está implicar al FMI, cuya influencia dan la bienvenida. La participación del FMI era, segun este funcionario, incluso más importante que la línea de crédito. ¿Por qué dar la bienvenida al FMI, que a menudo se pinta como la bestia que exprime a los países rescatados? Porque está mostrando mayor realismo que los halcones del déficit en Bruselas, Berlín y Frankfurt sobre el impacto de la austeridad excesiva. En términos simples, el FMI puede ayudar a aliviar los objetivos de déficit”.

Les Echos que España ha sido frenada por las divergencias entre socios europeos. El artículo de Jessica Berthereau señala que “España al fin está lista para activar la ayuda del BCE, via una petición de rescate al fondo europeo. Pero las divergencias entre sus socios europeos por los efectos colaterales de tal petición, en particular sobre la vecina Italia, están frenando el proceso”. En concreto mencionan que el gobierno alemán teme que el rescate a España arrastre a Italia a pedir ayuda también. Y señala: “El acuerdo unánime de los 17, especialmente Alemania e Italia, es el único elemento que falta para la petición española pero debe ser resuelto porque la unanimidad es absolutamente necesaria.”

Print Friendly, PDF & Email