El anuncio de que España podría dar el permiso de residencia a los extranjeros que compren una vivienda de 160.000 euros o más ha sido ampliamente recogido por los medios foráneos. Señalan que es un intento -`desesperado´para algunos como el Telegraph- de reducir el stock de viviendas sin vender y que el precio es más barato que en Irlanda o Portugal.

Una vivienda en venta
(Foto: Flickr/Landahlauts)

El Daily Telegraph habla de un desesperado intento de vender viviendas. El artículo de su corresponsal Fiona Govan destaca: “se ofrece a los extranjeros la oportunidad de estar en España por 160.000 euros. Se ofrecerán permisos de residencia si compran casas por valor de más de 160.000 euros, en un desesperado intento por reducir el exceso de oferta de viviendas sin vender. El plan se dirige principalmente a los mercados chino y ruso y el secretario de Estado de comercio insistió en que era necesario para reducir el stock en un mercado estancado. También permitiría a los compradores extranjeros moverse libremente por la zona Schengen de 25 naciones, ya que el acuerdo permite a los titulares de un permiso de residencia de un país de la zona viajar a cualquier otro, aunque no a trabajar.”

The Times lo ve como un “dos por 1″, España ofrece casa por casa. El texto de Graham Keeley dice: “España puede ofrecer residencia automática a los ricos compradores extranjeros de propiedades en un intento por atraer a los chinos y los rusos y reducir su enorme arsenal de 750.000 viviendas sin vender. Los compradores que adquieran una casa por valor de 160.000 euros o más obtendrán un permiso de residencia en un movimiento diseñado para atraer a más compradores de los dos mercados. Los compradores británicos casi han abandonado España a raíz de la crisis de 2008, pero rusos y chinos siguen comprando propiedades en efectivo.”

El Washington Post ironiza apuntando “Mi casa, su casa” y compara los precios con las medidas de Portugal, Irlanda y Letonia. Explican: “La oferta de España de residencia sería superior a la que ya existe en otros sotios como Irlanda y Portugal, donde los papeles de residencia se ofrecen a los extranjeros que compran casas por valor de más de 400.000 y 500.000 euros, respectivamente. Sin embargo, Letonia, en la costa del Báltico ofrece una oferta más barata, ya que los compradores de propiedades pueden recibir permisos de residencia si compran bienes raíces en la capital Riga por 140.000 euros o por 70.000 euros si lo hacen en el campo.”

El New York Times asegura que España corteja a los extranjeros para reducir su stock de viviendas sin vender. La crónica de Raphael Minder explica que: “España tiene previsto ofrecer permisos de residencia a los extranjeros que compren casas a un precio de más de 160.000 euros como parte de sus esfuerzos para reactivar un mercado inmobiliario derruído y deshacerse de cientos de miles de viviendas sin vender. Al anunciar la propuesta, el secretario de comercio español, Jaime García-Legaz, dijo que estaba dirigida especialmente a inversores chinos y rusos que tienen dificultades para comprar una casa en España, al no ser residentes de la Unión Europea.”

Les Echos recoge que la medida ha indignado a quienes luchan contra los desahucios. Asegura: “España, ahogada por un gran parque inmobiliario sin vender, podría ofrecer permisos de residencia a extranjeros a cambio de la compra de viviendas por un precio superior a 160.000 euros. El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, explicó que `ninguna decisión´ había sido tomada aún. Pero admitió que los bienes inmuebles de España deben ser vendidos a `precios razonables´. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca, PAH, que lucha contra los desahucios, criticó la propuesta y considera acciones legales para oponerse a ella. `No es sólo una decisión inmoral, también puede empeorar la situación y provocar más desalojos´, dijo una portavoz.”

El Renmin Ribao resalta que el plan busca atraer a chinos y rusos aunque advierte que no es firme. Explican: “La medida tiene como objetivo los mercados chino y ruso, dijo  García-Legaz, quien agregó que la cifra no puede ser inferior para que no provoca una gran demanda de permisos de residencia. Aseguró que el mercado inmobiliario español es “muy atractivo” porque los precios han disminuido sustancialmente en los últimos años. Pero el primer ministro español Mariano Rajoy dijo poco después que ninguna decisión firme ha sido adoptada sobre el tema.”

El Toronto Star apunta que España tiene más de 700.000 casas sin vender. Su artículo señala: “¿Busca un nuevo lugar al que llamar a casa? España tiene la esperanza de poder darle algo más que una cesta de bienvenida con productos de panadería si decide irse a vivir allí. En un intento por reducir el hinchado stock de viviendas sin vender, el gobierno está preparado para ofrecer la residencia permanente a todo extranjero que compre una casa. España cuenta con más de 700.000 viviendas sin vender tras el colapso de su mercado inmobiliario en 2008 y la demanda nacional, golpeada por la recesión, está estancada.”

De Volkskrant destaca que los extranjeros son más bienvenidos que nunca. La crónica de Steven Adolf apunta: “Permiso de residencia automático si alguien compra una vivienda en España. Ahora que el mercado interno está prácticamente paralizado desde hace años ?? apenas se facilitan créditos hipotecarios ?? los extranjeros son más bienvenidos que nunca. El permiso de residencia español ofrece automáticamente acceso a la zona Schengen. Tanto por parte de los grupos de presión como la Plataforma para la Defensa de las Víctimas de las Hipotecas como desde el poder judicial esta medida ha sido rechazada. ?stos insisten en una modificación drástica de la ley hipotecaria que permita condonar deuda”.