La retirada de la obra de Santiago Serra, “Prisioneros políticos”, de la Feria de Arte Contemporáneo de Madrid ha tenido una gran repercusión en la prensa de todo el mundo. Se destaca el hecho -que algunos califican de censura- , pero además se apunta que al coincidir con la sentencia contra Valtonyc y el secuestro del libro “Fariña”, ha hecho “resurgir con fuerza” el debate sobre los límites de la libertad de expresión en España. Recordando los casos pasados de los titiriteros, de Cassandra y de otros artistas perseguidos o condenados, Le Monde llega incluso a plantear que el debate ” se está volviendo recurrente”. El NYT va más lejos y asegura que “por la ley o por intimidación” en España han crecido “silenciosamente” en los últimos años los “peligros” para la libertad de expresión.

NOTICIA ACTUALIZADA: The Guardian se hace eco de las denuncias de “censura” y Le Figaro apunta que la “hacen prisionera a la libertad de expresión”.

The New York Times menciona la retirada de la obra de Arco y constata que en España han “crecido silenciosamente los peligros para la libertad de expresión”. La crónica del diario de EEUU es de Raphael Minder y empieza con esta impactante frase: “Ya sea por la ley o por intimidación, España se ha convertido en un país en el que los peligros de la libertad de expresión han crecido silenciosamente en los últimos años”. Recuerda los casos de los titiriteros, de Cassandra Vera y de otros músicos y poetas perseguidos por “incitar al terrorismo” usando una ley “muy criticada”. Pero señala que el “escalofrío” ha llegado al arte contemporáneo tras la decisión de ARCO de retirar una obra que calificaba de presos políticos a líderes independentistas catalanes encarcelados. Resalta que el caso ha provocado un gran revuelo porque ha coincidido con la sentencia contra Valtonyc y el secuestro judicial del libro “Fariña”.

BBC destaca que la feria de arte madrileña ARCO retira una obra sobre “prisioneros políticos”. La TV británica informa de la decisión de los responsables de ARCO de descolgar unas fotografías pixeladas de políticos catalanes encarcelados. Y recoge su argumento de que “no querían que fuera una distracción”. Detalla que el autor de la obra, Santiago Serra, había bautizado su creación como “prisioneros políticos” y es conocido por sus trabajos “provocadores”. Y se hace eco de sus palabras señalando que la retirada de su obra “daña la reputación internacional de ARCO y del Estado español”.

Le Monde apunta que el debate sobre los límites de la libertad de expresión resurge y se está haciendo recurrente en España. La información de Sandrine Morel detalla las últimas polémicas como la condena a Valtonyc o la multa por el fotomontaje con la imagen de Cristo que han provocado una ola de indignación. Sostiene que estos casos han hecho “resurgir con fuerza” y convertido en casi “recurrente” en España el debate sobre los límites de la libertad de expresión. Y destaca que la lista de raperos, internautas o gente anónima condenados por delitos de blasfemia, odio o apología del terrorismo no cesa de crecer e incluye incluso a los presentadores del Intermedio o a un mecánico que se negó a arreglar un coche de policía.

La noticia de la retirada de la obra de ARCO es también recogida por medios como Miami Herald, The Hindustan Times, Turkey Telegraph, The Peninsula of Qatar o The Chicago Daily Herald y por publicaciones artísticas que hablan de “censura”.

ACTUALIZACIÓN:

The Guardian destaca que un artista denuncia la censura de su obra en España. La crónica del diario británico es de Sam Jones y explica que la obra “Prisioneros políticos en la España contemporánea” de Santiago Sierra ha sido retirada de ARCO y ha provocado una polémica por censura. Recoge que el artista ha denunciado la falta de libertad de expresión en España asegurando que el clima legal y político que se vive ahora mismo “obliga a elegir cuidadosamente tus palabras o a tenerte que explicar en un tribunal”. Resalta que la decisión de retirar la obra de la feria madrileña fue tomada por Ifema, operador de la muestra, y ha sido ampliamente condenada, entre otras por la alcaldesa de Madrid que ha anunciado que boicoteará ARCO.

Le Figaro plantea que en Madrid han “hecho prisionera a la libertad de expresión”. La crónica de Mathieu de Taillac para el rotativo galo destaca que en la gran feria de arte contemporáneo de Madrid, ARCO, una obra que representa 24 retratos difuminados en los que se reconoce a detenidos políticos ha si retirada por protestas. Destaca que la polémica empezó incluso antes de que se colgara la obra porque se reconoce a independentistas catalanes actualmente en prisión preventiva.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

 

Print Friendly, PDF & Email