El código de buena conducta que quiere implantar el Rey Felipe VI es recogido por varios medios internacionales. Destacan que el nuevo monarca español prohíbe a sus hijas y a sus padres trabajar para empresas privadas y que abre las cuentas del Palacio a auditores externos. Se analiza como un ejercicio de transparencia que busca sanear la Casa Real, restaurar su imagen y alejarla de la corrupción.

The Times destaca que es una reforma histórica para distanciar a la monarquía de la corrupción. El texto de Grahamn Keeley señala que la reforma anunciada por el nuevo Rey español es “histórica” e “inusual”. Explica que Felipe VI ha prohibido a sus hijas y a sus padres y anteriores monarcas que trabajen para empresas privadas. Dice que esto permitirá limpiar las cuentas reales, además de distanciar a la monarquía de un perjudicial escándalo de corrupción.

ABC News destaca que las cuentas de la Casa Real serán auditadas. Explica que le nuevo Rey de España se está moviendo para limpiar la deteriorada imagen del palacio. Por eso ha ordenado una serie de medidas que incluyen auditorías externas de las cuentas de la Monarquía cuyos resultados se harán público. Y además recogen que el código de buena conducta plantea también la prohibición a los miembros más cercanos de la familia real de trabajar en la esfera privada, asi como un mayor control sobre los regalos que reciben.

Euronews señala que Felipe VI quiere mantener alejada a la realeza del sector privado, aunque el código no afecta a sus hermanas. Explica que las nuevas normas que ha impuesto Felipe VI, convertido en rey el mesa pasado, persiguen restaurar la reputación de la monarquía. Con este fin a prohibido a los miembros de la Familia Real trabajar para empresas privadas y ha abierto las cuentas del palacio a auditores externos. Señala que se espera que las nuevas normas sean aprobadas antes de que acabe el año pero no afectan a sus hermanas que no son consideradas miembros de la Familia Real, sino familia del Rey.

Reuters dice que Felpie VI quiere ahondar en la transparencia pra recuperar el apoyo público. Recuerda que Juan Carlos ya accedió a un mayor escrutinió público de los asuntos de la monarquía el año pasado, pero su hijo quiere avanzar aún más para volver a ganarse el respaldo público. Ha prohibido a la Familia Real trabajar para empresas privadas y decidido que sus cuentas sean auditadas externamente. Señala que Felipe, convertido en rey en junio tras la abdicación de su padre, quiere restaurar la dañada imagen de la monarquía tras la imputación por corrupción de su cuñado en 2011.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

Print Friendly, PDF & Email