El sobecoste de 1.600 millones por el que el consorcio liderado por la constructora española podría suspender las obras es recogido por numerosos medios internacionales. Destacan que la histórica ampliación del Canal de Panamá se puede ver paralizada por la polémica financiera entre Sacyr y la Autoridad del Canal sobre quien debe asumir el sobrecoste. Y recogen la caída de las acciones de la empresa española.

FoxNews destaca que el consorcio liderado por la española Sacyr amenaza con suspender las obras. Asegura: “El consorcio liderado por España que está construyendo un tercer juego de esclusas en el Canal de Panamá, anunció el miércoles que parará las obras debido a la imposibilidad de completar el proyecto por la suma indicada en el contrato original. GUPC, liderado por Sacyr Vallehermoso de España, comenzó a trabajar en el tercer juego de esclusas en el 2007 y espera completar la construcción en junio de 2015, nueve meses después de la fecha establecida en el contrato.”

Washington Post destaca que la histórica ampliación del canal podría suspenderse por problemas financieros. Recoge: “El consorcio responsable del histórico proyecto de expansión del Canal de Panamá amenaza con suspender las obras debido a los problemas financieros causados por un sobrecoste 1.600 millones de dólares. Grupo Unidos por el Canal, que está formado por Sacyr Vallehermoso de España, Impregilo de Italia, Jan De Nul de Bélgica y Constructora Urbana SA de Panamá, ha dado a la Autoridad del Canal de Panamá 21 días para resolver el conflicto, con el argumento de que la Autoridad es responsable de cubrir los costos adicionale.”

Reuters apunta que las acciones de Sacyr se desploman tras la suspensión. Explica: “Las acciones de la compañía de infraestructuras española Sacyr cayeron con fuerza en la apertura de la bolsa después de que la compañía anunciara en la noche del miércoles que podría suspender los trabajos en el masivo proyecto de ampliación del Canal de Panamá. Las acciones cayeron un 11,6% hasta los 3,3 euros por acción a las 8:32.”

El Telegraph recoge que el administrador del Canal denuncia que la advertencia de los constructores busca obligarles a negociar fuera del contrato. Dice: “El administrador del Canal, Jorge L. Quijano respondió diciendo que la Autoridad seguirá exigiendo a las empresas que `respeten el contrato que ellos mismos aceptaron y firmaron´. Añadió que el propósito de la advertencia del consorcio es “forzar a la organización a negociar fuera de los términos establecidos en el contrato´.”

Business Week apunta que el sobrecoste supone casi la mitad del contrato inicial. Su crónica señala: “Un grupo liderado por Sacyr SA amenaza con abandonar la expansión del Canal de Panamá si los gerentes de la infraestructura de navegación no asumen un sobrecoste que representa aproximadamente la mitad de los 3.100 millones de dólares del contrato inicial. Las acciones de Sacyr han caído hasta un 19%.”

Irish Independent habla de polémica por dinero que golpea el proyecto del canal. Asegura: “El consorcio que lleva a cabo la histórica ampliación del Canal de Panamá ha amenazado con suspender los trabajos por un sobrecoste​ de 1.600 millones de dólares y ha dado 21 días a la Autoridad del Canal para resolver la disputa.”