El anuncio de que el Santander ha comprado el Banco Popular por un euro para evitar su quiebra es ampliamente destacado en los medios de todo el planeta. Se resalta sobre todo que se trata de la primera prueba para la Junta de Resolución Bancaria, la nueva autoridad europea creada en 2015 para evitar que el colapso de entidades concretas perjudique la economía en general. De hecho se apunta que el acuerdo Santander-Popular ha sido “diseñado” por la JRB de forma rápida y con una solución sin precedentes que impone grandes pérdidas a accionistas y tenedores de bonos, pero evita la inyección de fondos públicos.

En cuanto a lo que la operación supone para el banco que preside Ana Botín, se resalta que expande significativamente su peso e influencia en España y sobre todo se refuerza con la buena posición del Popular con las pymes. Aunque también se advierte que supone una “gran desafío”. (NOTICIA ACTUALIZADA)

El New York Times afirma que el rescate de un “rival en apuros” por parte del Santander pone a prueba las nuevas normas europeas. El artículo de Chad Bray y Jack Ewing explica que tras la crisis financiera Europa cambió su regulación para asegurarse de que el colapso de una única entidad no amenazara la economía de toda una región y cree que este sistema va a ser puesto a prueba ahora cono el rescate del Banco Popular español. Resalta que el Santander, el mayor banco de España, ha anunciado que compra por un “simbólico” euro a su “rival en apuros” y que va a ampliar capital en 7.000 millones de euros para relanzar su balance. Añade que este caso es el primero en que el Banco Central Europeo determina que una entidad ha quebrado o está a punto de hacerlo. Y señala que el fracaso del Popular sirve para recordar que el sistema bancario europeo sigue siendo vulnerable y hay entidades en Italia, Alemania y resto del continente que siguen sufriendo.

Wall Street Journal destaca que el Santander compra el Popular tras determinar el BCE que la “previsible quiebra de la entidad”. El artículo de Jeannette Neumann apunta que en una “subasta nocturna” el Santander ha pagado un euro para adquirir el Banco Popular Español tras dictaminar el Banco Central Europeo que la 6ª entidad de España por activos había “quebrado o iba a quebrar previsiblemente”. Recuerda que aunque la mayoría de los bancos españoles tienen una base financiera estables, el Popular era el eslabón débil y sus acciones habían caído un 50% en la última semana, en la cual sus finanzas se habían “deteriorado significativamente”, según el BCE. Y resalta también que la operación crea el mayor banco de España por préstamos y depósitos con 17 millones de clientes.

Financial Times afirma que el rescate del Popular por el Santander es un “paso sin precedentes”, diseñado por la nueva autoridad bancaria europea. La información que firman Martin Arnold, Tobias Buck y Rachel Sanderson detalla la compra de la entidad presidida por Ana Botín señalando que el acuerdo ha sido diseñado por el Junta de Resolución Bancaria, la nueva autoridad bancaria europea creada en 2015 para lidiar con bancos en quiebra. Resalta que el caso del Popular es la primera vez que “muestra los dientes” y ha actuado con rapidez tras dictaminar el BCE la previsible quiebra del banco. Apunta que la solución encontrada no tiene precedentes y supone imponer duras pérdidas a accionistas y poseedores de bonos. En cuanto al Santander, señala que  el acuerdo demuestra que Ana Botín ha heredado el instinto de su padre para atreverse a hacer negocios y permite al Santander beneficiarse de la buena posición del Popular en Pymes y expandirse en España.

L´Opinion subraya al comprar el Popular, Ana Botín aumenta su influencia sobre la banca española pero afronta un gran desafío. El texto de Renaud Belleville destaca que la presidenta del Santander es la cuarta generación familiar que dirige el banco y ha logrado hacerse con un rival por un euro. Aunque advierte que la operación suponer aceptar el mayor desafío de la carrera de Ana Botín que tendrá que inyectar 7.900 millones de euros para sacar a flote a la antigua joya de la banca ibérica lastrada por los 37.000 millones de créditos dudosos.

ACTUALIZACIÓN:

Bloomberg dice que “al fín” Europa hace bien un rescate bancario. El artículo de Lionel Laurent resalta que los reguladores europeos han “empujado a un agonizante” banco español en los brazos del Santnader”, la más grande entidad de la eurozona por valor de mercado. Y afirma que esta compra del Banco Popular salva la cara a los reguladores y políticos deseosos de evitar otro “embarazoso” rescate a cargo d elos contribuyentes. Añade que además permite al Santander impulsar su propio balance y hacerse con un rival por nada. Y aunque señala que puede haber algunos riesgos por las litigaciones o pérdidas mayores de las esperadas, es una señal de que las nuevas normas de la UE para evitar más quiebras de banco están funcionando.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email