La revocación de la prohibición catalana de las corridas por parte del Tribunal Constitucional español ha tenido una gran repercusión en medios de todo el planeta. Se resalta que la decisión de la Corte coincide con un momento de gran tensión entre España y Cataluña por las reivindicaciones independentistas. De hecho el trasfondo político de la batalla sobre las corridas es ampliamente señalado. La BBC incluso cree que el fallo es como “un trapo rojo” para los independentistas y augura más tensiones. Pero también se pone el foco en otros aspectos como la falta de rentabilidad de las corridas y la posición de los animalistas.

El New York Times señala que la decisión del TC ha indignado simultáneamente a los separatistas catalanes y a los animalistas. La crónica de Raphael Minder recoge la anulación por parte del Tribunal Constitucional de la prohibición de las corridas de toros en Cataluña aprobada allí en 2010. Apunta que la decisión ya sólo puede ser apelada ante tribunales europeos, aunque resalta que los políticos catalanes han prometido que los toros no volverán a Cataluña. Y enfatiza que el fallo ha indignado a la vez a los separatistas catalanes que se aseguran que el TC “nunca pierde una oportunidad de atacar la legitimidad del Parlament”, asi como de los defensores de los animales que celebraron la prohibición con un logro histórico hace seis años.

BBC dice que la revocación de la prohibición de los toros en Cataluña equivale a un “trapo rojo para un toro” para los independentistas. La información de James Badcock explica que el TC ha declarado “inconstitucional” la decisión del Parlamento catalán de prohibir las corridas hace seis años, por considerar que son parte del patrimonio español y que cualquier prohibición debe ser tomada por el Estado central. Recuerda que Cataluña fue la segunda región española en prohibir los toros, después de Canarias, y que también lo está estudiando Baleares, pero advierte que la decisión del TC puede revocar cualquier norma al respecto. Y señala que el fallo del TC puede ser como un “trapo rojo para un toro” o muleta para los que apoyan la independencia en Cataluña y cree que deja la “escena” lista para otro enfrentamiento entre los que defienden la libertad de Cataluña para legislar sus asuntos y el gobierno español.

Euronews apunta que la batalla en torno a las corridas es también política. Destaca que la decisión del TC ha desatado una tormenta mediática en Cataluña, pero es considerada una victoria para los defensores de los toros que consideran que es un símbolo nacional. Recoge en concreto la alegría del presidente de la Unión de toreros, pero advierte que detrás de la batalla sobre las corridas, hay también una guera política entre la izquierda y los independentistas catalanes, de un lado, y el gobernante Partido Popular de Rajoy, en el otro.

Newsweek resalta las tensiones desatadas tras anular España la prohibición catalana de los toros. El artículo de Josh Lowe señala que la decisión del Tribunal Constitucional fija un rumbo de colisión con los políticos separatistas catalanes, al dictaminar que aunque la región puede tomar decisiones sobre espectáculo públicos, las corridas son parte del patrimonio de España y por tanto no puede prohibirlos. Recuerda que cuando la ley catalana entró en vigor en 2012, tuvo poco impacto porque en Cataluña solo funcionaba la Plaza de Barcelona, pero se vivió como una victoria simbólica de los activistas anti-taurinos, pero también como un paso más hacia la independencia de Cataluña. Y recoge las reacciones reafirmando su oposición a las corridas de Ada Colau y representantes del gobierno catalán.

Le Monde apunta que el fallo del TC no es “una sorpresa”, pero ve pocas posibilidades de que vuelvan los toros a Cataluña. La crónica de Sandrine Morel detalla la anulación de la prohibición de corridas en Cataluña por considerar que la región no tiene competencias para ello. Señala que el fallo del tribunal, con mayoría de jueces conservadores, no ha sido una “sorpresa”, como tampoco lo es las críticas que la decisión está recibiendo por parte de los políticos catalanes, a excepción de los de PP y Ciudadanos. Pero señala que es muy improbable que las corridas vuelvan a Cataluña, ya que cada vez hay menos plazas en condición de acogerlas y la baja asistencia a ellas ha hecho que no sean rentables.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email