La manifestación “Asedia el Congreso” de este 25 de abril es destacada por varias cabeceras de la prensa extranjera a causa de los enfrentamientos con la policía. Recogen que fue una protesta “marginal” de alrededor de 1.000 personas y que el 15M se desvinculó, pero medios como Le Monde señalan que alimenta el miedo a una radicalización de los movimientos sociales.

Imagen de previsualización de YouTube
[Euronews destaca que la protesta ha coincidido con el record de paro]

Le Monde asegura que la tentación de violencia asoma en algunos manifestantes. La crónica de Sandrine Morel asegura: “Vinieron para luchar. Cerca del Congreso de los Diputados español, el jueves 25 de abril al final del día, varios cientos de manifestantes se reunieron llamados por la la plataforma ¡En pie! para `asediar el Parlamento´. Objetivo: `La caída del régimen (la renuncia del gobierno, la disolución de las Asambleas y de la dirección del Estado) y la apertura de una transición hacia un nuevo modelo´. Medios: la guerrilla urbana. ¿Va a dar paso el pacifismo de las manifestaciones de `indignados´ a una radicalización de los movimientos sociales? Este miedo es real en España, a pesar de que las movilizaciones como la del jueves sigen siendo marginales y su éxito limitado.”

Sky News apunta que hubo encontronazos entre manifestantes y policías ante el Parlamento tras subir la tasa de desempleo. Asegura: “Alrededor de 1.000 manifestantes se echaron a las calles de Madrid al acelerarse la crisis del paro en España. Hubo encontronazos con la policía antidisturbios fuera del Parlamento. La violencia se desató después de que los manifestantes intentaran derribar las barreras policiales entre ellos y el edificio del Congreso de los Diputados en Madrid. Quince personas fueron arrestadas”.

Liberation explica que la protesta pedía la dimisión del gobierno pero el grueso de los “indignados” no la secundó. Dicen: “Incidentes estallaron la noche del jueves en varios lugares del centro de Madrid, cuando la policía tomó represalias contra el lanzamientor de proyectiles dispersando con porras a grupos de jóvenes que protestaban para exigir la dimisión del gobierno. Un imponente dispositivo de 1400 policias había sido desplegado para la manifestación, convocado por una coordinación pidiendo una `rebelión popular´ y la ocupación de los alrededores del Congreso en pos de la renuncia del gobierno español. Las principales organizaciones del movimiento de los “indignados” se habían desligado de este lema.”

Al Jazeera recoge los incidentes desencadenados por la ira contra la crisis del país. Explican: “Los manifestantes lanzanron botellas a la policía en la última protesta desencadenada por ira contra la crisis económica del país. 29 personas resultaron heridas, 13 de los cuales eran policías. Alrederdor de 1.000 manifestantes se amontonaron frente a la barrera policial que portegía el Congreso en Madrid pidiendo al gobierno y a los diputados que renuncien.”

Deustche Welle habla de destellos de violencia al “sitiar” los manifestantes el Parlamento. Señala: “Policía y manifestantes se han enfrentado a una protesta antigubernamental en la capital española, con lanzamientos de botellas y cargas con porras. El gobierno se prepara para revelar un nuevo plan para tratar de cambiar la economía.  Hubo escenas violentas cerca del parlamento nacional español en una manifestación que pedía a los políticos que se fueran. La protesta “Sitia el Parlamento” se produjo horas después de la publicación de cifras oficiales que muestran que el desempleo ha aumentado por encima del 27%, con 6,2 millones de personas sin trabajo. Entre las pancartas que llevaban los manifestantes podría leerse: `6,2 millones de razones´.”