El inicio del primer juicio contra Baltasar Garzón es recogido por medio de todo el planeta. Todos destacan que tanto con el caso de las escuchas de la Gurtel como con el de la investigación del franquismo, el “más famoso” juez español se “juega su carrera”. Recogen las denuncias de sus partidarios de que es “víctima de una caza de brujas” y de que parece que hay “una tormenta perfecta” para expulsarle de su puesto de juez.

Baltasar Garzón

El San Francisco Chronicle destaca en un artículo de Daniel Wools “¿Es el momento de estrellarse y quemarse para el juez de cruzadas español? Acusó de genocidio al dictador chileno Augusto Pinochet y se convirtió en un héroe para muchos en todo el mundo. Una década más tarde, lanzó una investigación similar por crímenes contra la humanidad sobre las atrocidades cometidas por los derechistas vencedores de la Guerra Civil de España. Ahora el juez Baltasar Garzón se encuentra el mismo en el banquillo. Sus partidarios dicen que es víctima de una caza de brujas por parte de sus colegas en el tribunal celosos de su fama y de los ultra-conservadores, irritados por su intento de revisar los años de la guerra civil. Sea cual sea la motivación, el que en su día fuera super-detective español de altos vuelos ahora suspendido, puede estar a punto de estrellarse y quemarse definitivamente.”

ABC News explica: ” Garzón va a juicio este martes por ordenar presuntamente escuchas telefónicas ilegales en la cárcel en un caso de corrupción interna. Una semana más tarde aparecerá en la corte para afrontar a los cargos de que se excedió en su autoridad en el caso de la Guerra Civil. Garzón no se enfrenta a penas de cárcel si es declarado culpable en el juicio. Sin embargo, puede ser expulsado de su puesto por un periodo de hasta 20 años, lo que a su edad – 56 – tendría el efecto de poner fin a su carrera como juez de instrucción de la Audiencia Nacional.

El Abogado de Garzón dice que el precedente establecido por los juicios, además de una otra investigación que podría conducir a un tercer procesamiento, hace virtualmente imposible que Garzón pueda volvar a su puesto de nuevo aunque sea absuelto en los tres casos. “El juez Garzón se enfrenta a la tormenta perfecta”, dijo el abogado, Gonzalo Martínez-Fresneda.”

The Guardian apunta en un texto de Giles Tremlett: “El juez que persiguió a Pinochet al banquillo. Se enfrenta a tres juicios en medio de acusaciones que está siendo perseguido. El juez más famoso de España, el carismático y polémico Baltasar Garzón, está llamado a comparecer ante un tribunal este martes para afrontar cargos que pueden llevar su carrera a un final abrupto y dramático. El magistrado que ordenó el arresto del general Augusto Pinochet de Chile en Londres y que luchó contra la corrupción, el terrorismo de Estado, los clanes de drogas y el terrorismo vasco en España, será expulsado de su puesto de magistrado desde hace 17 años si sus compañeros jueces deciden que, a sabiendas, abusó de sus poderes.”

La Croix resalta en una crónica de Valerie Demon: “El juez Garzón se juega su carrera. Garzón no deja a nadie indiferente. Sus enemigos – o la falta de amigos – son numerosos entre sus colegas de la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo. Celos, dossiers sensibles, una personalidad que se sale de la norma: tantos son los elementos que han permitido que, según su abogado, “una tormenta perfecta” contra Baltasar Garzón, que hoy aparece bien solo. Los españoles han admirado a este juez internacionalmente conocido, del que nadie olvida su eficaz lucha contra ETA y el narcotráfico. Pero el país se encuentra ahora sumido en la crisis, como en estado de shock. Resultados: algunos los sentirán, pero no es probable que se movilicen por él.”

El Irish Times recoge: “Un importante juez español va a juicio. Baltasar Garzón se enfrenta a tres casos relacionados con sus investigaciones sobre violaciones de derechos humanos, corrupción y otros delitos. En el primer caso en su contra, que comienza hoy, se le acusa de autorizar ilegalmente a la policía para grabar conversaciones de los abogados con sus clientes.

El caso contra él fue iniciado por dos hombres de negocios que están ahora a la espera de juicio por haber presuntamente sobornado a miembros del Partido Popular (PP), que obtuvo una victoria aplastante en las elecciones de noviembre. Los tres casos son acciones privadas, presentadas por particulares y organizaciones. Garzón ha rechazado las acusaciones y el fiscal español ha recomendado la absolución del juez en todos los cargos.

El Jerusalem Post se hace eco de que “al juez español que trató de extraditar al ex dictador chileno Augusto Pinochet en la década de 1990 le toca ahora sentarse en el banquillo acusado de abusar de los poderes judiciales. Baltasar Garzón se enfrenta a tres casos relacionados con sus investigaciones sobre violaciones de derechos humanos, corrupción y otros delitos. Sus partidarios dicen que las acusaciones son parte de una venganza por motivos políticos contra Garzón, que se ha ganado enemigos entre la élite política de España.

El Oman Daily Observer titula: “Haciendo historia”. Y en el texto dicen: “Cuando el juez más famoso de España, Baltasar Garzón, vaya hoy a juicio, nadie en la sala del tribunal ignorará las vastas implicaciones del caso. Conocido por sus cruzadas en defensa de los derechos humanos y por haber hecho historia al tratar de extraditar al ex gobernante chileno Augusto Pinochet, Garzón está acusado de interceptar ilegalmente las conversaciones entre los sospechosos de corrupción y sus abogados en 2009. Sus partidarios, entre los que hay activistas pro derechos humanos de Europa y América Latina, ven el juicio ante el Tribunal Supremo como parte de una caza de brujas contra un juez que se atrevió a abordar el tabú que rodea en España a la dictadura de derechas de 1939-1975.”

ACTUALIZACI?N:

CNN dice: “Empieza el juicio contra el famoso juez español. El proceso ante siete jueces del Tribunal Supremo español, comenzó en la mañana del martes y si es declarado culpable, Garzón, quien fue suspendido en 2010 en espera del juicio, no iría a la cárcel, pero podría perder permanentemente su derecho a ser juez en España. El juicio en el llamado caso Gürtel de corrupción financiera y política es sólo el primero de los dos que hay en contra de Garzón. La próxima semana, un caso que muchos expertos legales dicen que es el más importante, acusa a Garzón de sobrepasar su autoridad legal al investigarviolaciones de los derechos humanos bajo la dictadura de Francisco Franco en España.”

La BBC destaca: “El primer juicio contra el juez más reconocido de España es realmente visto como un precursor del segundo, cuando Baltasar Garzón se enfrentará a la acusación de sobrepasar sus poderes en la investigación de violaciones de los derechos humanos cometidas bajo la dictadura del general Francisco Franco. Fuera de la corte suprema, los partidarios del juez Garzón llamaron a los jueces presentes en el interior “fascistas” y exigieron “justicia” y que España “recuerde”. Para los familiares de los desaparecidos durante el franquismo, Baltasar Garzón, ha sido una fuente de esperanza de que España fuera a investigar las presuntas violaciones de los derechos humanos en el pasado.”

Deutsche Welle explica: “El juez español Baltasar Garzón conocido en todo el mundo por sus ambiciosas investigaciones sobre violaciones de los derechos humanos y corrupción, se enfrenta ahora su propio día ante el tribunal en un caso que podría terminar con su carrera judicial. Ha ido a juicio en Madrid este martes por abusar de su poder judicial en un proceso que sus partidarios denuncian como un ataque político.”

Print Friendly, PDF & Email