El Gazet Van Antwerpen ha dedicado una serie a analizar el problema de la prostitución en Amberes y en uno de sus reportajes denuncia que muchas de las mujeres rumanas que llegan a Belgica entran con papeles españoles que les permiten trabajar legalmente. Hablan de “una `conexión española?? que huele a tráfico de personas”.

Una mujer ejerciendo la prostitucion
(Foto: Flickr/Surizar)

El reportaje está firmado por Wim Daeninc y relata que “en la mayoría de los casos, las mujeres rumanas que llegan por oleadas a Amberes (Bélgica) tan sólo hablan su propio idioma y, en el mejor de los casos, cuatro palabras en inglés. Si bien su profesión no requiere un amplio vocabulario, estas circunstancias llamaron la atención de la policía belga. ¿Cómo llegaron estas mujeres a Bélgica?”

“Todo apunta a que nos encontramos ante una red organizada y un caso de tráfico de personas. Las chicas proceden de pequeñas localidades rumanas. Llegan a Italia a través de la antigua Yugoslavia o de Grecia, y siguen rumbo a España, más concretamente a Barcelona. De allí viajan a Amberes. O se quedan en Flandes o siguen en dirección a Holanda o Alemania”.

Finalmente el texto del Gazet Van Antwerpen recoge que “los investigadores pudieron observar que una parte de las mujeres rumanas llevan documentación española. Son papeles oficiales que les permiten trabajar aquí sin problemas. Esa ??conexión española?? huele a tráfico de personas. Ese negocio estuvo durante un tiempo controlado por mafias albanesas”.

Print Friendly, PDF & Email