La tragedia de Halloween en el Madrid Arena ha tenido amplia repercusión en los medios foráneos. Se destaca que el macro-evento se organizó en un estadio deportivo -precisamente cuando la ciudad opta a ser sede olímpica- y que hay una investigación policial abierta para comprobar las denuncias de que se superó la capacidad legal. Varios diarios recogen también la reacción del vicealcalde Villanueva y de Ana Botella.

Imagen de previsualización de YouTube
[Euronews habla de estampida mortal en un estadio de Madrid]

Fox News resalta la polémica por la posibilidad de que se superara la capacidad del Madrid Arena. Señalan: “La policía española está investigando los videos grabados por las cámaras de seguridad en un pasillo del Madrid Arena con la intención de confirmar la hipótesis que la estampida se produjo cuando una llamarada provocada por el estallido de petardos provocó el pánico a la multitud que quedó atarapada entre un pasillo abarrotado entre la pista de la sala y una escalera a un nivel superior. El incidente provocó polémica sobre si los asistentes estaban por encima de la capacidad legalmente permitida del Madrid Arena, posibilidad negada por Divertt SL, la empresa que alquiló las instalaciones, pero que ha sido cuestionada por algunos de los que asistieron a la fiesta de Halloween.”

El Daily Telegraph dice que el vicealcalde descargó inicialmente de culpa a los organizadores. La crónica de su corresponsal Fiona Govan relata: “La tragedia ocurrió alrededor de las 4 de la mañana cuando los asistentes a la fiesta intentaron salir del Madrid Arena abarrotado después de que alguien aparentemente lanzara una bengala contra la multitud. Las víctimas tenían edades comprendidas entre los 18 y 20 años. La policía ha iniciado una investigación para determinar si tomaron correctas medidas de seguridad  y si el lugar – que tiene una capacidad máxima de 12.000 personas- estaba sobreabarrotado.  Miguel Ángel Villanueva, vicealcalde de Madrid dijo que no había nada que sugiriera inicialmente que los organizadores tuvieron la culpa.”

La BBC recogio el testimonio de un británico que denunció la falta de espacio y de policía. El texto explica: “El estudiante británico de intercambio David Wilkinson explicó que estaba cerca de la entrada cuando empezó la aglomeración: “Vi una de las entradas colpasada con gente, y con las otras entradas cerradas, algo malo estaba a punto de suceder. La gente estuvo a punto de ser pisoteada toda la noche y muchos se cayeron varias veces mientras intentaban encontrar espacio para estar de pie. No hubo evacuación policial para hacer frente a la emergencia.

Liberation apunta que la alcaldesa de Madrid ha dicho que los edificios municipales ya no albergarán eventos de tal magnitud. Recoge: “Una joven de 17 años, pisoteada el jueves en una estampida ocurrida en un estadio de Madrid transformado para Halloween en sala de fiestas hall, murió el sábado dejando en cuatro muertos el balance de esta tragedia. Varios periódicos españoles han recogido testimonios que indican que la capacidad del estadio se sobrepasó y que los guardias de seguridad no eran suficientes. La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha indicado que los edificios municipales ya no se utilizaran para albergar eventos de tal magnitud.”

Le Nouvel Observateur explica que varios testigos denunciaron que el estadio superó su capacidad. asegura: “La estampida mortal sobrevinó sobre las 4h de la mañana en el Madrid Arena, un estadio cubierto de 10.000 asientos reconvertido especialmente para acoger esta macrofiesta de Halloween. Testigos han descrito escenas de pánico, salidas taponadas, gente aplastada o pisoteada y vigilantes impotentens para evacuar a la multitud. Algunos han asegurado que el estadio acogía a demasiada gente para su capacidad.”

El Chicago Tribune se hace eco de que Villanueva aseguró que no hubo sobreventa en el evento. Su texto señala: “Miles de jóvenes abarrotaron el Madrid Arena para una fiesta de musica electrocina. Se cree que la estmpida fue causada cuando alguien encendió una bengala o un petardo en un pasillo provocando el panico, dijo el vicealcade de Madrid Miguel Angel Villanueva en una conferencia de prensa. El evento no vendió más entradas de las permitidas, aseguró.”

Europe 1 destaca que el aforo del estadio centra todas las preguntas. Explican que: “El estadio, que tiene capacidad para miles de personas, se había transformado en una enorme discoteca para una fiesta de Halloween llamada Thriller Music Park. Las autoridades están cuestionando las condiciones de seguridad y tratan de determinar si la organización superó el número de participantes permitidos. La cuestión de la capacidad de la sala centra todas las preguntas. El evento fue autorizado para un total de 10.600 personas y la empresa organizadora asegura que no se completó. Pero de acuerdo con el servicio de urgencias, los organizadores fueron “superados por el éxito” del evento.”

Print Friendly, PDF & Email