La polémica por el viaje a Conpenhague del ex presidente catalán y las contradicciones entre el fiscal y el juez en España sobre la posibilidad de activar una euroroden para su detención son destacadas por varios medios globales. Se explica que era la primera vez que Carles Puigdemont salía de Bruselas, a donde viajó en diciembre para evitar los cargos de la justicia española, y existía la expectativa de un posible arresto, especialmente tras solicitarlo la fiscalía. Pero se enfatiza que el juez Llarena rechazó pedir la euroorden por considerar que ese era el objetivo del líder independentista. La tesis de que el viaje a Dinamarca fue una “provocación” que perseguía la detención de Puigdemont para poder participar delegando el voto en la sesión de investidura del parlamento catalán es ampliamente recogida y parece que asumida en numerosos diarios internacionales, sin que en cambio apenas se valoren los argumentos del juez.

BBC destaca que la visita de Puigdemont a España es calificada de provocación por el juez. Explica que Pablo Llarena, del Tribunal Supremo, ha rechazado la petición del fiscal de pedir una euroorden para la detención del ex presidente catalán en Dinamarca por considerar que era un intento de provocar su propia detención. Recuerda que Carles Puigdemont viajó a Bélgica tras formalizarse en España los cargos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos y que se emitió una orden de arresto en su contra en diciembre, pero el Juez Llarena la desestimó por considerar que podía complicar la investigación y el control del caso en España. Y resalta que ahora ha vuelto a rechazar la euroorden al considerar “importante” esperar hasta que se haya restablecido el orden constitucional en la región y señalar que Puigdemont busca legitimar sus esfuerzos para volver a ser presidente.

France 24 dice que el viaje del ex presidente catalán a Copnehague fue una provocación para “empujar al estado español al error”. La información de la TV francesa es de Segolene Allemandou y afirma que al viajar a Dinamarca, Carles Puigdemont ha vuelto a desafiar a la justicia española con la “misma estrategia de comunicación de surfear los límites”. Cita a analistas que recuerdan que la detención del ex presidente reforzaría su argumentario sobre la victimización de los independentistas y que intenta empujar al estado español al “error”. Aunque apunta que su estrategia a largo plazo puede resultar “poco concluyente”.

La Stampa resalta que el juez rechaza detener a Puigdemont en Dinamarca. El artículo de su corresponsal Francesco Olivo recoge que el ex presidente catalán viajó a Copenhague para dar una conferencia provocando confusión en el sistema judicial español. Y señala que mientras el fiscal general en Madrid pidió su arresto, el magistrado del Supremo Pablo Llarena rechazó la solicitud para “no favorecer la táctica del ex presidente catalán”. Apunta que de haber sido detenido, Puigdemont podría haber pedido el voto delegado para participar en los debates del Parlament, razón por la que el juez habría evitado tramitar la euroorden con el gobierno danés.

Publico sostiene que Puigdemont intentó ser detenido, pero el juez no cumple su voluntad. El diario portugués, en un artículo de Sofía Lorena, plantea que el ex líder catalán, que ha vuelto a ser propuesto por la presidencia, “sabe que sería más fácil presentarse a la investidura si estuviera detenido y no en su auto-exilio”. Y en este terreno enmarca su viaje a Copenhague, cuyo objetivo habría sido “según el juez y algunos analistas, ser detenido” pero resalta que nada ha sucedido y no va a ser arrestado.

The Telegraph apunta que España fracasa en detener al líder catalán en Dinamarca. La crónica de Hannah Strange en el rotativo británico recoge que Puigdemont ha sido oficialmente propuesto como candidato a la presidencia de la Generalitat el mismo día en que las autoridades españolas han fracasado en su detención tras un “arriesgado” viaje a Dinamarca. Explica que el fiscal pidió que se activara la euroorden, pero el Juez del Supremo lo desestimó al considerar que podría “favorecerle” y permitirle participar en la sesión de investidura del Parlament delegando el voto. Añade que Llarena ha asegurado que Puigdemont intentaba “provocar” su detención para “forzar este contexto”.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

Print Friendly, PDF & Email