Dos de los principales medios financieros de referencia en el mundo siguen con el foco puesto en España y en la situación de bloqueo político que vive el país desde el 20D.  Recogen que de momento la falta de gobierno y la incertidumbre apenas están pasando factura a España en los mercados, pero advierten de ciertos aspectos preocupantes. El WSJ destaca que Rajoy no parece tener prisa por formar gobierno y va a optar por esperar a ver si el PSOE cambia de opinión. Financial Times, por su parte, se hace eco de la inquietud de los líderes empresariales ante una parálisis que temen pueda prolongarse varios meses y dañar a la economía.

Wall Street Journal resalta que Rajoy no parece tener prisa por formar gobierno tras el 20D. La crónica es de Richard Boudreaux y David Roman y explica que el actual presidente español necesita una negociación histórica con su tradicional rival, el PSOE, para mantenerse en el gobierno. Sin embargo señala que Rajoy no parece tener prisa e incluso ha sugerido que simplemente esperara a que Pedro Sánchez, que ha rechazado apoyarle, cambie de parecer. Advierte que esa estrategia puede provocar que el estancamiento político se prolongue durante buena parte del año 2016.

 

El texto recoge que algunos empresarios y medios ante el temor a que la parálisis lleve a nuevas elecciones y más incertidumbre, están presionando para que haya una gran coalición PP-PSOE-Ciudadanos. Pero resalta que Rajoy ha dejado claro que puede permitirse esperar, ya que los presupuestos ya han sido aprobados, y está en cierta posición de fuerza frente a sus rivales, especialmente el PSOE, al que no le conviene la repetición de los comicios. Y añade que “esperar a ver que pasa” es el típico estilo de gestión de Mariano Rajoy.

Financial Times enfatiza la alarma de los líderes empresariales españoles ante el bloqueo político. El texto del corresponsal Tobias Buck recoge cómo el sector empresarial ha empezado a manifestar su “creciente alarma” ante la amenaza de un prolongado bloqueo político. Señala que la relativa calma con la que los mercados están afrontando la situación indica que confían en que se encuentra algún tipo de solución, pero afirma que este ánimo contrasta con el de banqueros y empresarios que no son optimistas.

 

Cita al presidente del Deutsche Bank en España y a consultores que advierten del riesgo de elecciones anticipadas, de una posible coalición de izquierdas con “partidos radicales” y de al menos cuatro meses de inestabilidad. Y se advierte que esto tendrá un impacto en las inversiones, que se retendrán hasta que se aclare el panorama político, y en el consumo. Apunta en cualquier caso que el consenso general, es que la situación no amenazara de forma inmediata la recuperación, pero advierte que si el estancamiento político es a largo plazo, el “virtuoso camino” de la economía español podría volver a corres riesgos.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email