Los gobiernos europeos están confiado en “socios dudosos” las responsabilidades sobre el control de sus fronteras en el Mediterráneo, externalizando y desentendiéndose de sus obligaciones legales y morales para proteger los derechos humanos de los inmigrantes y el resultado está siendo  “letal”. Es lo que denuncia un reportaje del influyente diario estadounidense elaborado por el equipo de Opinión del NYT en colaboración con los grupos Forensic Architecture y Forensic Oceanography que incluye un video que reconstruye con imágenes y modelos en 3D una tragedia de 2017 en la que murieron 20 inmigrantes.

Resalta que según su investigación este caso concreto se vio agravado por la actuación de los guardacostas libios, a los que señala como uno de los “socios dudosos” de la UE en esta crisis migratoria. Menciona especialmente la actuación del gobierno italiano en este cuestión, pero enfatiza que se trata de un problema en bloque de Europa -aunque no cita específicamente a España u a otro país concreto-, que con unas “políticas cínicas” sobre inmigración intenta “lavarse la manos”, algo que llega a calificar de “acto de asesinato” en su titular al considerar que está provocando más ahogamiento y sufrimiento.

The New York Times documenta y reconstruye exhaustivamente el naufragio de una patera el 6 de noviembre de 2017 que provocó la muerte de al menos 20 inmigrantes en el Mediterráneo y la captura de 47 más por los Guardacostas libios, que fueron repatriados a este país donde sufrieron abusos. Resalta que esta situación se produjo a pesar de que no lejos de donde naufragaron los inmigrantes había un barco humanitario de una ONG, a la que no se dejó actuar. Y sostiene que esta confrontación en el mar, evidencia que más que un caso e Europa contra África, se está produciendo uno de Europa contra Europa, en donde hay voluntarios luchando por salvar vidas que se ven socavados por las políticas de la UE que externalizan las responsabilidades sobre el control de las fronteras a los guardacostas libios para intentar reducir las llegadas.

El reportaje explica que a la vez que han financiado, equipado y dirigido a grupos como los guardacostas libios, los gobiernos europeos han bloqueado las actividades de las ONGs, criminalizándolas, incautando sus barcos o impidiéndoles atracar en sus puertos con supervivientes. Apunta que desde 2014 han muerto más de 14.000 personas en el Mediterráneo y señala que la UE está evitando sus responsabilidades morales y legales de proteger los derechos humanos de las personas que huyen de la violencia y la desesperación económica delegando en socios como los guardacostas libios “dispuestos a violar descaradamente esos derechos”. El NYT habla de “cinismo en las políticas europeas” y destaca especialmente las acciones del gobierno de Italia como ejemplo. Pero señala que se trata, de un problema general -aunque no menciona directamente a España o a otros países concretos, sino al bloque-  de una Europa que parece “lavarse la manos” ante la crisis de los inmigrantes.

El New York Times se publica desde 1851 y está considerado como el diario más influyente de EEUU y el mundo. Es propiedad de la familia Ochs Sulzsberger y el magnate mexicano Carlos Slim también tiene acciones del diario. Desde 2016 tiene una versión en español. En 2017, su edición diaria en papel tenía una tirada de 598.000 ejemplares, mientras que la del domingos superaba el millón. Y en agosto de 2018, contaba con 2,9 millones de suscripciones digitales, lo que deja su distribución total cerca de los 3,8 millones de lectores. Su línea editorial está considerada como liberal/progresista. En 2012, publicó un reportaje documentando sobre cómo la crisis económica estaba causando miseria y hambre en España, que provocó un gran impacto.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

Print Friendly, PDF & Email