El diario estadounidense asegura en un editorial que las protestas contra los recortes en Madrid, Lisboa y Atenas de los últimos días han sido demasiado numerosas como para que los políticos las ignoren. Piden un cambio de estrategia especialmente para España, ahora en el ojo del huracán, para quien auguran más miseria si se mantienen las políticas de austeridad.

Portestas del 25S
(Foto: Flickr/Openminder)

El New York Times en su editorial titulado “Protestas españolas, prescripciones alemanas” señala: “La paciencia del público se está agotando con las políticas de austeridad exigidas por el gobierno alemán y los líderes de la Unión Europea, que han fracasado notablemente en su objetivo declarado de reducir la carga de la deuda y preparar el camino para la recuperación económica. En cambio, es evidente que estas medidas acelerarán el desempleo a niveles de depresión y dañaran la red de programas de protección social cuando más se necesita.”

Destacan que: “La atención se centra ahora en España. La cruda mezcla de nuevos recortes en los servicios públicos, congelaciones salariales y aumentos de impuestos que el señor Rajoy anunció la semana pasada casi seguro que empeoraran la situación política y económica. Los expertos pronostican ahora un segundo año consecutivo de crecimiento negativo para España para 2013, mientras que el desempleo, más del 25%, es más del doble de la media de la UE.”

El diario puntualiza también que: “los actuales problemas de deuda de España no son el resultado de gastos y derroche del gobierno durante los años del boom. Vienen del  abbrupto estallido de una imprudente burbuja inmobiliaria en el sector privado, impulsada por el crédito artificialmente barato. Los nuevos recortes a los empleos que aun quedan y al poder adquisitivo no traerán la recuperación. Sólo significarán más miseria y disturbios.”

[Leer el artículo completo en The New Yorl Times]

Print Friendly, PDF & Email