Con una nota del 9,3 que sólo supera Dinamarca. Así es como ve a España la OCDE en lo que a equilibrio entre vida laboral y personal se refiere. Lo recoge en su Índice por una vida mejor, la herramienta lanzada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos para permitir a los ciudadanos de todo el mundo comparar sus vidas y sus sociedades. España debe su buena posición, sobre todo al timepo que se dedica en el país al cuidado personal y ocio.


El informe OECD Better Life mide el bienestar general de los países utilizando 12 indicadores: ingresos, empleo, vivienda, salud, acceso a servicios, educación, participación cívica y gobernanza, medioambiente, seguridad,  relaciones sociales, satisfacción vital y conciliación entre vida laboral y personal.  Esta última categoría se analiza con un compendio de las horas trabajadas de media en los países, el tiempo que se dedica al cuidado personal o al ocio y la igualdad de género.

España ocupa el 16º puesto en cuanto a horas trabajadas (apenas el 6% de los trabajadores tiene jornadas laborales superiores a las 50 horas, cuando la media de la OCDE es el 13%). Pero sobre todo es el 1º en cuanto a tiempo dedicado al cuidado personal (comer, dormir, etc.) y ocio (estar con amigos o familia, deporte, TV, juegos, etc.). Según el estudio, los trabajadores dedican de media el 67% de su tiempo o 16,1 horas al día a este capítulo, frente a las 15horas de media en el resto de la OCDE.

En cuanto a igualdad de género laboral, el informe resalta el marcado aumento de mujeres trabajando en España, desde el 32,5% de 1995 al 51% de hoy en día. Aunque advierte que en este campo, sigue estando ligeramente por debajo de la media de la OCDE, 57%. También se indica que España debería mejorar sus políticas de conciliación y sus índices de fertilidad.

Pese a todo el informe coloca a España como el segundo mejor país entre los analizados en cuanto a equilibrio entre vida laboral y personal, por delante de países como Noruega, Suecia. La mejoría de España en este índice es además es notable, ya que en 2012 ocupaba el penúltimo puesto en el ránking.

El único país que supera a España es Dinamarca que lidera destacado esta clasificación ya que es el cuarto en cuanto a horas trabajadas y el segundo en el que se dedica más tiempo a la vida personal. Y además, según destaca el informe, tiene una amplia gama de políticas que ayudan a las familias con hijos.