BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Esperanza Aguirre ha decidido poner toda la carne en el asador para conmemorar la revuelta española contra Napoleón. Para ello, nos invade ella por tierra mar y aire. La propaganda nos llega por radio, prensa y televisión con el lema “Nación y libertad”, que es como ha llamado la Presidenta a esta campaña tan política, como malintencionada. La Presidenta de la Comunidad de Madrid dice:

“…Si los españoles se rebelaron contra Napoleón fue precisamente porque ya tenían conciencia de que España era una Nación, de que era una gran nación y por eso no podía soportar que nadie le impusiera su voluntad..(sic).”.

Imagen de previsualización de YouTube

La campaña ha llegado incluso al periódico francés LeMonde que lo trata en un artículo hoy titulado “El bicentenario de un mito español?

??Al hilo de los años, intelectuales y políticos lo han convertido en uno de los mitos fundacionales de la España contemporánea. El bicentenario del levantamiento es objeto de una nutrida conmemoración en Madrid. Nación y libertad: la controversia en torno a las cuestiones vascas y catalana renueva la actualidad de este debate?.

??A lo largo de todo el siglo XIX, los liberales alimentaron el mito de la Guerra de la Independencia como matriz de la España moderna. Para las corrientes conservadoras, la lucha antifrancesa, de esencia patriótica, se inscribe en una línea de hechos heroicos, cimiento de una nación que la diversidad no sabría cuestionar?.

Pues yo habría preferido ser adoptado por los franceses con su ilustración, su revolución, su enciclopedia y todas sus cosas. Lo que no tengo muy claro es que a los franceses les hubiera gustado mucho adoptarnos a nosotros.

[actualización 7-6-2008: Lo cuenta mucho mejor que yo.]

Print Friendly, PDF & Email
3 Replica a este post
  1. Menos mal! Al fin leo en los medios lo que llevo pensando desde que esta campaña nos acosa por tierra , mar y aire… y se creerán que nos vamos a tragar esta historieta tipo hollywood que han montado , una de dos, o es que se creen que pueden cambiar la historia, o es que se creen que somos tan tontos que no tenemos la capacidad de comparar su historieta fantástica de nación y libertad con otras fuentes históricas… y es que la memoria histórica existe, y va más allá que la guerra civil. Otro gallo nos cantaría si no hubiéramos permanecido enclaustrados durante siglos en la maravillosa nación que la señora Aguirre adora. Gracias por incluir este tema en vuestra web

  2. No creo que el ejemplo perfecto sea un Napoleon imperialista y dictatorial que su gran logro eliminar de hecho los principios de la Revolución de 1789. Es verdad que Fernando VII fue un desastre, pero no se puede obviar que y después de los “Cien mil Hijos de San Luis”, pero si lo centramos en la nacion, no se puede negar que España, al menos la central se movilizó defendiendo su soberanía. Además, 4 años más tarde se desembocó en la Constitución de Cádiz, que no fue precisamente una Norma conservadora. El problema no estuvo en enfrentarse a Napoleón, más bien al contrario, el problema es lo que sucedió después de la Revolución liberal. Yo creo que la Francia no fue ningún ejemplo para adoptar a nadie.