Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “El optimismo de Zapatero, ¿es vicio o virtud? En Nueva York, y ante veintitantos representantes de grandes multinacionales estadounidenses, el presidente ha hablado de la economía española en unos términos tan elogiosos que parecen delirantes.

Imagen de previsualización de YouTube

El sistema financiero español es el más sólido del mundo, ha dicho. Desde esa certeza, su confianza no tiene límites. Y sean cuales sean las actuales dificultades, no tiene la menor duda de que tenemos por delante un horizonte luminoso y que Francia e, incluso, Alemania están a nuestro alcance, y en muy pocos años. Vistas las cosas desde aquí, desde los datos que a diario vamos conociendo sobre nuestra realidad, las palabras de Zapatero en Nueva York nos resultan inexplicables. No obstante, y a pesar de que en la actualidad su prestigio como pronosticador está bastante bajo, deben señalarse dos cosas. Primera, ese es el papel que le corresponde. Y segunda, seguramente tiene razón. Que es su papel, no cabe duda. Y si al representarlo exagera, como todo aquel que vende, que al menos sea exagerando en positivo, no como cierto ex presidente que se pasea por el planeta espantando inversores. Seguramente es cierto que nuestro potencial es enorme y que nuestro sistema financiero es tan sólido como dice. Por el momento está resultando más resistente que otros que creíamos indestructibles y se han venido abajo, aunque lo más probable es que la verdad esté a medio camino. Entre el optimismo de Zapatero y el pesimismo, casi derrotismo, que tradicionalmente gastamos en este país…”