El líder de Podemos mantuvo un encuentro con el Círculo de Corresponsales Extranjeros en España donde detalló el momento que vive España, su partido y algunas de sus propuestas. Además respondió a las preguntas sobre aspectos como los problemas fiscales de Monedero, Grecia o una posible mejoría de la economía española.

Una de las corresponsales presentes en el encuentro, Francina Islas, recogió en vídeo el encuentro.

Imagen de previsualización de YouTube

Pablo Iglesias explicó que Podemos quiere gobernar en España y desarrollar un proyecto de “defensa de los valores europeos que tendremos que construir con otros europeos”, resaltando que lo que se debate ahora es el modelo de gobernabilidad de Europa. Admitió que Podemos tiene un desafío difícil porque el terreno de batalla política en España está en un momento complicado y “va a ser sucio”. Pero señaló que el partido no es el resultado de “nuestra habilidad comunicativa” o de la llegada de gente joven a la  política, sino que es un “síntoma más de transformación histórica que tiene que ver con España, Europa y una encrucijada a nivel mundial”. Y se muestra convencido de que el futuro será “diferente”.

Sin-título-6

El líder de Podemos defendió a Juan Carlos Monedero por constituir su sociedad en España pudiendo haberlo hecho fuera: “muestra una convicción patriótica por pagar impuestos en España cuando no tenía obligación legal de hacerlo”. Resaltó especialmente que no ha habido ninguna autoridad administrativa ni judicial que le haya hecho algún reproche. Y criticó al ministro Montoro por usar las instituciones para atacar a adversarios políticos. Sobre los problemas en otras formaciones, señaló que aunque en España existe una tradición en la política de “que los tiburones acudan cuando huelen sangre, Podemos no va a entrar en ella” y piensa ser respetuoso.

Grecia fue otro de los temas destacados en el encuentro con corresponsales. Iglesias defendió la actuación de Alexis Tsipras ante las exigencias de la UE como “ejemplo de sensatez” por las cosas que está pidiendo. Pero sobre las comparaciones advirtió: “ni nosotros hicimos que Syriza ganase las elecciones en Grecia, ni ellos van a hacer que las ganemos nosotros. Son dos países distintos y diferentes. Grecia es una variable que influirá en España de manera muy limitada.”

En cuanto a cómo podría afectarles una mejora de la economía en España, Pablo Iglesias aseguró: “con las políticas que está aplicando el gobierno, es difícil que la situación económica mejore. Muy difícil. Podrían mejorar algunos indicadores, pero estarían condenando a la mayor parte de la población a una situación insostenible. En España la mitad de los trabajadores que tiene un salario cobra 1.000 euros al mes o menos. Y no hay perspectivas de que mejore esta situación, porque el diseño que se ha hecho parte de que haya asalariados pobres”. Calificó la situación de “espantosa” y tachó al gobierno de “irresponsable” al jugarse como única carta tratar de aguantar para ver si mejora la situación de los ciudadanos.

Varios de los corresponsales destacaron en sus cuentas de twitter algunos aspectos y declaraciones concretas del encuentro con Pablo Iglesias.

Mathieu de Taillac de Le Figaro: “Sobre los problemas fiscales de su nº3, Pablo Iglesias asegura que su comportamiento profesional es moralmente irreprochable.”