Su construcción empezó en el siglo XII, pero ahora la catedral de Palencia se ha apuntado a la tecnología avanzada del siglo XXI. Es la primera edificación de este tipo en contar diminutos sensores que miden todo tipo de aspectos: desde posibles daños en su estructura a goteras o su consumo energético. Es ya la primera catedral inteligente de España gracias al programa europeo SHbuildings.

(Foto: Tuscasasrurales.com)

Para promover un sistema de gestión integral preventiva que mida la salud del edificio y alerte de posibles daños ocultos, se han instalado multitud de sensores y dispositivos  camuflados entre sus pilares, obras de arte, frescos y esculturas. La instalación ha sido hecha con especial cuidado para pasar desapercibidos a ojo de los visitantes.

Técnicos del programa europeo SHbuildings y la Fundación Santa María la Real han colaborado en este proyecto de gestión preventiva de edificios históricos. Basándose en el CloudComputing y el Machine to Machine (M2M), ya han sido colocados medidores de consumo de electricidad y gas orientados a evaluar el consumo energético de la catedral para buscar una mayor eficiencia energética. También se ha colocado medio centenar de sensores de temperatura y humedad, y una estación de registro de la presión barométrica, los niveles de CO2 o la lluvia, entre otros factores.

Los datos, su análisis y las posibles propuestas se reciben en tiempo real en cualquier soporte: ordenador portátil, tablets o smartphones. La duración del programa Shbuilings es de 26 meses y su objetivo final es dar a conocer la eficacia de esta tecnología y comercializarla para que se aplique en los principales monumentos del mundo, garantizando así su conservación a bajo coste.