Jyrki Palo, de la Radio-TV pública finlandesa YLE, explica en radiocable.com los motivos por los que el gobierno de su país se opone en la UE a dar el visto bueno al rescate para España. Revela la presión de la oposición, populista y de centro contrarios a la ayuda, y el creciente rechazo de la población a “pagar deudas de otros”. Y resalta que el gobierno finlandés tiene “las manos atadas” y si no llegan a un acuerdo con el español sobre las garantías adicionales “no podrán aprobar el rescate”.

Jyrki Palo

Jyrki Palo explica que la motivación de Finlandia es principalmente doméstica: “las últimas elecciones finlandesas coincidieron con los problemas de Portugal y el inicio de la crisis del euro y de esto sacaron mucho partido los populistas, los Verdaderos Finlandeses, que es como se llaman. Obtuvieron el 19%. Son nacionalistas, euroescépticos y quieren sacar a Finlandia del euro. Están en la oposición junto con el partido de centro que también se opone al rescate. Asi que el gobierno se comprometió a no aceptar más responsabilidades para el país sin consultar el Parlamento”.

El gobierno socialdemócrata también puso una condición que exigía pedir garantías adicionales: “ahora no tienen mucho margen de maniobra, están obligados a consultar el Parlamento y pedir más garantías cada vez que surge algo y Finlandia participa”. Además el corresponsal explica que la población del país está “agitada” ante los rescates y los ven como “problemas que vienen de fuera de los que no tienen culpa los finlandeses”.

Palo destaca que en Finlandia, el Estado está muy poco endeudado., apenas el 50% del PIB, y que sus bancos no han prestado apenas dinero en la zona euro y no están expuestos: “por eso cuando se habla de profundizar en la cooperación y pagar la deuda de otros, el puebo finlandés no lo entiende y está en contra. Claro que hay cierta ambigüedad porque sí se quiere seguir en el euro, pero no aceptar esas responsabilidades. Al gobierno le está costando trabajo convencer a la gente”.

El periodista revela que hay algunas encuestas que dicen que dos tercios de los finlandeses son contrarios a pagar más rescates, pero “depende de cómo les formulan la pregunta. Yo creo que en el fondo aún hay una mayoría de la población que está a favor, pero cada vez menos”.

Jyrki Palo asegura que los gobiernos de España y Finlandia están ahora mismo negociando para encontrar garantías que ambos acepten: “No deberían tener problemas pero aun no han llegado a un acuerdo. Y deben hacerlo entre este lunes y martes para que dé tiempo a convocar una reunión extraordinaria del Parlamento el jueves que dé el visto bueno al rescate. Si no encuentran esas garantías, el gobierno finlandés no puede aprobarlo, tiene las manos atadas”.

Print Friendly, PDF & Email