Se llama Currus&Co y está ubicada en un pueblo de apenas 2.000 habitantes, pero esta panadería cántabra ha unido su nombre a Amazon y Domino’s Pizza porque planea ser la primera en repartir pan a domicilio con drones. Su historia ha llamado la atención de medios internacionales como Business Insider,
The West Australian o Pravda.

Se encuentra en la pedanía de Somo, en Ribamontán al Mar (Cantabria) y se abrió hace poco más de un año con la vocación de apostar por la innovación. Por ello ahora, Currus&co quiere repartir pan a domicilio por medio de un dron en horario de mañana.Lo explican ellos mismo en un video.

Imagen de previsualización de YouTube

Los cliente interesados pagarían una cuota mensual de entre 15 y 50 (en función del número de inscritos) y el servicio de entrega detectará la ubicación compartida y entragrá el pan. Currus&Co subcontratará el servicio con una empresa que disponga de todos los permisos legales pertinentes y esperan llegar a unos 200 clientes cuando el proyecto se encuentre a pleno rendimiento.

En España de momento, la ley prohíbe el vuelo de drones sobre zonas pobladas. Pero en otros países empresas como Amazon y Domino’s Pizza y servicios como Correos en Suiza están desarrollando sistemas de reparto con estos aparatos y sólo esperan los permisos pertinentes