Benedicto XVIUnos comentarios de Benedicto XVI en su viaje a Brasil han provocado la ira de los indígenas amazonicos. En concreto, el Papa afirmó que los ancestros de los indígenas actuales habían “esperado en silencio” durante mucho tiempo convertirse en católicos cuando Brasil fue colonizado hace 500 años. También dijo que la evangelización no “produjo alienación a las culturas pre-colombinas”.

Jecinaldo Sateré Mawé, un represetante del pueblo amazónico Sateré Mawé ha calificado las declaraciones de Benedicto XVI de “arrogantes e irrespetuosas”. El Grupo de Defensa de la Iglesia Católica en Brasil, CIMI, tambien las criticó diciendo que “incorrectas e indefendibles”.

Survival, la ONG que defiende a los pueblos indigenas, ha revelado que actualmente la población indígena de Brasil es 7% menor que la que había en 1500. Además de un abanico de 1000 pueblos indígenas diferentes que habia entonces, sólo 220 continúan existiendo hoy.

Antes de que el Papa hiciera estos comentarios, líderes indígenas le habían escrito sobre las amenazas a las que se enfrentan continuamente, y le expresaban su agradecimiento por el apoyo de los misioneros y de la Iglesia en Brasil en la lucha por sus derechos. Sin embargo Benedicto XVI, a diferencia de los anteriores Papas que visitaron Brasil, no se reunió con los líderes indígenas, ni hizo ninguna referencia pública a los problemas de estos pueblos.

Print Friendly, PDF & Email