Una de las composiciones clásicas más célebres de la música española cumplió a finales de 2015 su 75 aniversario y la capital francesa ha decidido unirse a las celebraciones con un concierto homenaje, una placa en honor de su compositor Joaquin Rodrigo y hasta un tour virtual por el París en el que vivió. Y es que el Concierto de Aranjuez tiene un íntima relación con la ciudad.


(Foto: Flickr/Bonhamanam)

Rodrigo compuso su obra en la primavera de 1939 mientras vivía en un apartamenteo de la Rue Saint-Jacques del barrio latino de París. Pocos meses después, al estallar la Segunda Guerra Mundial, decidió volver a España. Y el 9 de noviembre de 1940, en el Palau de la Música Catalana de Barcelona, se estreno el Concierto de Aranjuez. Era el primer concierto para guitarra española y orquesta y supuso un punto de inflexión en la música española, al dignificar un instrumento hasta entonces considerado popular.

Pero sobre todo la composición conquistó a gente de todo el planeta, hasta el punto de ser durante años la más escuchada de todo el catálogo de la SGAE. Su Adagio ha inspirado además a incontables músicos y ha sido versionada por artistas como Paco de Lucía, Miles Davis o Carlos Santana. Es una de las obras españolas más famosas de la historia y ha sido asimismo banda sonora de numerosas películas.

Al cumplirse los tres cuartos de siglo de su estreno, París ha decidido homenajear la obra con varios actos. Primero con música, en un concierto-tributo, el 15 de marzo, a cargo de Cañizares y Carlos Nuñez. Pero además la alcadesa de la capital gala, Anne Hidalgo, colocará una placa de recuerdo en la casa de la Rue Saint Jacques donde vivió y compuso su obra Joaquín Rodrigo. Finalmente la Fundación SGAE y el Instituto Cervantes han creado una ruta turístico-virtual por los lugares que frecuentaba el autor en París.