Jens Ulrich Pedersen, de Danmarks Radio (DR) y del diario Börsen explica en radiocable.com que en su país, las rentas altas pagan hasta un 60% en impuestos porque está aceptado socialmente que para tener un Estado de Bienestar amplio “hay que pagar”. Ve bien que se abra el debate en España, aunque cree que subir de golpe el porcentaje a los ricos no va a ser tan “favorable”. Defiende que sería más eficaz actuar contra la evasión fiscal.

Jens Ulrich Pedersen

Jens Ulrich Pedersen relata que en Dinamarca, las rentas medias pagan entre un 40 y 45% de impuestos, mientras que las más altas superan el 60%. Y esta fiscalidad no genera problemas: “el hombre más rico de Dinamarca, el dueño de los contenedores Maersk, no se ha ido del país. Hay algunos que tienen su fortuna en Suiza o Lichteinstein, pero la mayoría se queda y contribuye”. Explica que está socialmente aceptado que “por tener una sociedad de bienestar tan extendida como Dinamarca hay que ingresar mucho dinero”.

El corresponsal ve el debate surgido en España sobre aumentar los impuestos a los ricos como “oportunista” dada la cercanía de las elecciones. Pero cree que es “justo y oportuno”. Aunque advierte que no cree que el resultado neto de una medida como esta sea vaya a ser: “tan favorable como algunos lo pintan. Yo lo dudo porque los ricos siempre tienen alguna manera de aparcar el dinero fuera del alcance del fisco”.

De hecho, Jens Ulrich Pedersen cree que en España sería más eficaz actuar contra el dinero que no se declara que subir impuestos: “En España cuando pagas una casa, es más la norma que la excepción, dar una parte en negro. Hay muchísimo dinero escondido”. Por eso defiende “hacer inspecciones más severas, más eficaces y no tener tanta mano blanda hacia los que engañan”.

Sobre la posición de Alfredo Perez Rubalcaba respecto al impuesto a las rentas altas asegura: “le viene bien tener un estandarte” pero ve dificil que pueda aplicarlo. Y añade: “él sabe porque es un político listo y sabio que el ingreso de este impuesto a los ricos no va a llegar a muchos miles de millones”. Apunta además “si algunos ricos quieren pagar más impuestos, bienvenido sea, pero creo que establecer de golpe un porcentaje muy alto no va a llegar a ninguna parte, porque va a ser como un espantapájaros”.