BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

 

Lo que era un rumor a voces desde hace meses se concretó ayer: Pedro J Ramírez ha sido obligado a dejar la dirección del periódico EL MUNDO. La cuestión es ¿quién le ha obligado?

La noticia adelanta una reordenación de los medios impresos de la derecha pero también envía un mensaje a todo el arco informativo: la crítica a los grandes poderes tiene consecuencias.

¿Quién informará ahora en los quioscos de las irregularidades de las cuentas del PP? ¿Quién y cómo se atreverá ahora a denunciar irregularidades en las conductas de la Casa Real? ¿Paco Marhuenda?

El propio Pedro J. Ramírez atribuye su salida a “presiones de los poderes” y, aunque no se ha pronunciado todavía, durante toda la mañana ha retuiteado textos que certifican su visión: “si la izda te echa de un periódico (Diario 16) y la dcha de otro (El Mundo), es que eres un buen periodista” y / o “La salida de @pedroj_ramirez alarma por lo que revela de retroceso democrático” -ha retuiteado

Hay nombres concretos dentro del PP que estarán celebrando hoy la noticia. La última gran polémica la tuvo con Ignacio González -Pte de la CAM-. Pero sus informaciones sobre las finanzas del PP, las divisiones internas del partido, o la corrupción en el entorno de la Infanta le habían puesto en un punto de mira más elevado. Otros, como Luis Bárcenas deben estar temblando.

Se puede decir que se ha producido la tormenta perfecta: dificultades económicas del periódico, necesidad de una fusión entre periódicos conservadores, presiones empresariales, presiones políticas, de la Casa Real…

Es obvio que detrás de su caida está el epicentro de una operación política, -con más o menos peso de los agentes dentro del resultado- pero no es raro; el procedimiento no es nuevo. Ya lo vivió el propio Pedro J Ramírez en Diario 16 -antes de fundar El Mundo-, Luis Fernández en Tele5, y más recientemente Fran Llorente o Ana Pastor en TVE ..

Y lo cierto es que desde hace meses se está diseñando el nuevo panorama de medios de comunicación conservadores de España. Se plantea una reordenación, repleta de fusiones, en la que no cabía Pedro J.Ramírez. Se habla de una fusión ABC-EL MUNDO, o EL MUNDO-LA RAZON o incluso una fusión ABC-EL MUNDO-LA RAZON…

¿Alguien se imagina que el gobierno iba a permitir esa operación con Pedro J Ramírez dentro? ¿De verdad creen que el gobierno iba a aceptar el poder resultante para su mayor enemigo mediático?

Con Pedro J Ramírez se pueden discrepar de muchas cosas, incluso de muchísimas. Pero nadie puede negarle una enorme habilidad profesional. De la misma forma que no se puede negar que su figura trasciende al papel convencional del periodismo. Pedro J. ha sido un evidente protagonista de la vida política de este país en los últimos años.

Ahora se especula con su nuevo proyecto, un digital en Internet, con el que seguro seguirá dando motivos para hablar. Pero más allá de su trayectoria o futuro profesional, aquí lo que queda realmente en entredicho es la calidad democrática de nuestro país.

Termino citando a Rafael Correa, presidente al que se acusa de toda suerte de intervenciones sobre la prensa de su país: “Desde que se inventó la imprenta, la libertad de prensa es la voluntad del dueño de la imprenta”. Menos mal que después, llegó Internet.

 

 

 

(“Debilitados por el tiempo y el destino, pero con voluntad para luchar, buscar, encontrar y no ceder”).

 

[ Foto: Victoriano Izquierdo, Flickr evento Blog España]

Print Friendly, PDF & Email
2 Replica a este post
  1. !Que dios nos coja confesados!Vaya por delante que a mi el periodismo de J Ramírez no lo trago le tengo un civilizado rechazo ;creo que le hace al verdadero periodismo un flaco favor.No olvido la cobertura infame del 11_M ni muchísimas medias verdades tendenciosas.eso ,repito,no es periodismo,es antiperiodismo al servicio de unos intereses empresariales.Ahora lo “tiros ” iban contra el poder actual y este ,seguramente,empleó toda su artillería en derribarle.
    Me entristece mucho comprobar como este sistema neoliberal impide que todas las profesiones gozen de la pureza que asi debiera ser.Ciñiendonos a nuestro país,creo que se está trabajando en el apuntalamiento del periodismo mediatico conservador que es para ponerse a temblar.La lucha por la libertad periodística hay que darle en la Red, a ver si hay un poquito de suerte…..!dudas corrosivas tengo!
    Apertas agarimosas
    o.blogspot.com.es/2014/01/es-la-hora-de-la-izquierda-social-y.html

  2. Confieso que siempre he pensado que Pedro J. Ramírez servía a intereses de la derecha española pero cada vez estoy mas convencido que la realidad es muy distinta y que un periodista es, primero periodista y después persona con ideas políticas. Lo que pasa es que cuando un joven periodista entra a trabajar en un periódico tiene que expresar ideas y sentimientos que muchas veces no comparte y que por necesidades obvias debe ceder o coger la puerta de salida. No hay libertad de expresión pura porque el Editorial del periódico es el que impone la opinión y los periodistas que quieren trabajar en este oficio saben que a veces traicionan sus ideas y sus convicciones con tal de conservar su empleo.
    Para mí el Sr. Pedro J. Ramírez ha demostrado que antepone el derecho a la información seria y lícita que le encarga nuestra Constitución, a sus inclinaciones políticas sean éstas las que sean.
    Mi agradecimiento mas sincero por su valentía al poner al descubierto todo aquello que nuestros políticos nos esconden y roban, traicionando así la confianza que en ellos hemos depositado.