ElWTC de Barhain con sus turbinas eólicas

Son dos de las innovaciones más llamativas desarrolladas dentro del sector de las energías renovables. En Gran Bretaña y EEUU, expertos en nanotecnolgía están trabajando en una especie de pintura o spray capaz de aprovechar los rayos de sol y convertirlos en energía. Y en Bahrain, uno de los rascacielos que están construyendo es el primero que incluye tres enormes turbinas que generan, mediante energía eólica, parte de la electricidad que necesita el inmueble.

Las investigaciones en nanotecnología parecen encaminadas a crear productos de ciencia ficción: casas revestidas de una pintura que las autoabastece de energía solar, ropa coloreada con un tinte que recarga el móvil o impresoras caseras que crean paneles solares domésticos… Pero en unos años podrían ser realidad.

En Gran Bretaña ya trabajan en un producto con el que se podría rociar los revestimientos de acero de los edificios y capturar así la energía del sol. El material se basa en unas “nanoestructuras de óxido de titanio con colorante” que imita la fotosíntesis de las plantas. Y como no tiene silicio es mucho más barato que las placas solares convencionales.

Y en Bahrain, la arquitectura y la I+D en energías renovables han unido fuerzas y han dado como resultado el primer rascacielos eólico del mundo. De hecho después de un año de pruebas, las tres turbinas de viento de 29 metros de diámetro instaladas en el nuevo World Trade Center de este Emirato ya han empezado a funcionar al mismo tiempo. Se espera que provean entre un 10 a un 15% de la energía usada por la estructura.

Imagen de previsualización de YouTube

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post