Obama ya es presidente y ha terminado una larguísima campaña electoral que en algunos casos ha durado más de 20 meses. Las particularidades de estas elecciones han hecho que se desbordara el interés informativo. Todos los medios de comunicación se han beneficiado de importantes incrementos de audiencia y atención. En internet este fenómenos ha sido incluso más notable. Tanto las ediciones en la red de periódicos y TV, como los medios puramente digitales centrados en política han vivido un auténtico boom. Ahora algunos se preguntan si la audiencia va a seguir prestándoles atención o si pueden venir las vacas flacas.

Web de The Politico

Un artículo de la revista The Big Money analizaba hasta qué punto el fin de la campaña perjudica a los medios convencionales como periódicos y cadenas de televisión. Para estas últimas, al descenso de audiencia, hay que sumar el de ingresos. Al fin y al cabo mientras ha durado la contienda, tanto republicanos como demócratas han “bombardeado” a los votantes con anuncios televisivos pagados -28 millones de dólares se gastaron (ver PDF) en spots los dos candidatos entre el 28 de septiembre y el 4 de octubre- que ya no entrarán más.

Los periódicos impresos, que ya viven una crisis de inversión publicitaria, también se verán afectados, aunque según Bill Keller, director ejecutivo del New York Times, al no tener que cubrir la campaña por todo el país, sus costes también disminuirán. Pero la nueva era podría ser más dura para los digitales que han construido su prestigio y sus cifras en torno a la política y especialmente a la campaña.

Las estadísticas de septiembre por ejemplo, muestran que el Huffington Post alcanzó 4,5 millones de visitas, lo que supone un aumento de casi el 500% con respecto al mismo mes de 2007 (792.000) Los siguientes medios digitales de información política también han tenido incrementos espectaculares Politico.com registró 2,4 millones de visitas (344% de incremento sobre los 532.000 del año anterior) y DrudgeReport.com  2,1 millones (un 70% más).

Otros sitios o blogs de política como Real Clear Politics, Daily Kos, Talking Points Memo o Redstate también han visto su crecimiento dispararse exponencialmente. Sin embargo en 2004, algunas webs vieron caer su audiencia un 40% después de las elecciones.

Logos del Huffington Post y The Politico

Parece sin embargo que tanto el Huffington Post como The Politico, las dos cabeceras más significativas, ya han pensado en la era post 4N y tienen planes para evitar que les afecte el “bajón”. Y en ambos casos la estrategia es crecer.

Politico ya anunció a finales de septiembre que tenía un plan de expansión para después de la elección. Ampliarán la plantilla de 85 a 100 empleados y harán una transición para pasar de cubrir la campaña a centrarse en contar todos los aspectos y políticas de la nueva administración. Además tienen previsto pasar a imprimirse cuatro días a la semana, en vez de tres y aumentar la circulación. Esperan así aumentar su mercado publicitario centrándolo aún más en Washington y en los lobbys que ya eran su auténtico target.

En el caso del diario creado Ariana Huffington en 2005 como una comunidad de bloggers, la estrategia para luchar por la audiencia consiste en ampliar y diversificar el tipo de información que ofrecen. Ya han abierto secciones de negocios, comunicación, entretenimiento, ecología y hasta ediciones locales.