Demasiado tarde… Casi siempre llegan las cosas demasiado tarde.
Así tu poesía, no es más bella por ser más triste.
Cuando fuiste azul, tenías hambre y entonces no había alimento que te saciara.
Ya no pides nada, y aceptas todo con la sonrisa irónica del ?? demasiado tarde”.
Quizá tampoco fueras nunca azul…

Macarena Berlin

Desde este blog, un humilde homenaje a
Antonio Gamoneda. Premio Cervantes de Literatura 2006

Print Friendly, PDF & Email