En un caso que guarda enormes similitudes con el de la auxiliar española Teresa Romero, este domingo se confirmó que una enfermera estadounidense también se ha contagiado con el virus del Ébola tras cuidar a un paciente en un hospital de Dallas. Los medios del país, algunos de los cuales llevaban varios días dando grandes espacios a la información sobre la enfermedad tanto en el país como en el resto del mundo, se han volcado con la noticia.

Dos ideas predominan en la cobertura que están haciendo: que este primer contagio en territorio de EEUU eleva la respuesta y la ansiedad y que en algun punto hubo un fallo en los protocolos que pone  en cuestión si los hospitales del país están preparados. Al contrario de lo sucedido en España, no se ha identificado a la enfermera -al menos en las primeras horas aunque Dallas Morning News asegura saber su nombre- pero varios medios se han referido a ella como “heroína”.

Un aspecto llamativo es que aunque la noticia es portada de todos los grandes diarios del país, algunos como The Washington Post han optado por dar mayor presencia gráfica a un partido de fútbol americano, Los Ángeles Times por una historia sobre la vivienda y The Chicago Tribune incluso la relega al faldón inferior. En España en cambio el contagio fue casi el único tema abordado en primera por la prensa nacional.

 

 

New York Times señala que el caso aumenta la ansiedad, especialmente de trabajadores sanitarios. El diario, que es uno de los que más ha informado sobre Ébola, apunta que las autoridades locales, estatales y federales han establecido una respuesta coreografiada para resolver el misterio de cómo se infectó la enfermera a pesar de llevar equipo de protección. Añade que la noticia ha avivado aún más los temores de los trabajadores sanitarios todo el país, preocupados por tener que atender casos de Ébola y que el contagio abre un nuevo y más aterrador capítulo en el desarrollo de este drama de salud pública. También apunta que el CDC ha recomendado que se revise el equipo de protección para enfermeras, médicos y auxiliares que traten a pacientes de Ebola y que por primera vez, se considera la idea de transferir a los enfermos a hospitales con unidades de contención especiales y experiencia en el tratamiento de la enfermedad.

Fox News recoge que los médicos hablan de una “ruptura inocente del protocolo” y que se harán cambios en éstos. Señala que las principales autoridades médicas del país creen que un fallo en los protocolos provoco el contagio y que se están haciendo cambios en la forma de atender estos casos. Y recoge las declaraciones de Anthony Fauci, del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades infeccionas que habla de una “ruptura inocente del protocolo” a la hora de cuidar del paciente que ocurre muy raramente y que ha sido desafortunado para la “valiente trabajadora sanitaria”.

Washington Post se hace eco de las quejas de enfermeras que denuncian no haber recibido suficiente formación. Apunta que el caso plantea nuevas dudas sobre si los hospitales de todo el país, aparte del puñado de instalaciones altamente especializadas, están realmente preparados para hacer frente de manera segura al virus Ébola, y si las enfermeras de primera línea y los médicos han recibido una formación adecuada en el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad. Recoge la denuncia de Bonnie Castillo, del sindicato National Nurses United, de que las autoridades no están haciendo la concienciación activa y la educación que se necesitaría y advierte que la mayoría de las enfermeras  cree que no han recibido una formación adecuada sobre los protocolos de Ébola.

Wall Street Journal señala que el contagio de Dallas pone el foco sobre la protección de los trabajadores sanitarios. Dice que el diagnóstico de la enfermera de Dallas fue desconcertante porque la mujer inicialmente estaba considerada como de bajo riesgo. Llevaba una ropa de protección, mientras cuidó de Thomas Eric Duncan, el paciente de Liberia que murió el miércoles después de 10 días en el hospital. Añade que los responsables creen que el contagio fue el resultado de una ruptura del protocolo y que podría haber más casos de Ébola si ha habido fallos similares entre el personal sanitario. .

A pesar de las semejanzas del caso de Dallas con el de Madrid y que muchos han informado ampliamente del contagio español, pocos medios de EEUU lo mencionan en su cobertura. CBS es uno de los que sí lo hace y señala en un artículo en el que intenta aclarar cómo pudo contagiarse la ciudadana americana, que un “inexplicado fallo similar” ocurrió en Madrid donde se cree que la enfermera también cumplió los protocolos de seguridad.

Print Friendly, PDF & Email