La agencia británica detalla en un artículo cómo las quiebras o dificultades con las deudas de las pequeñas y medianas empresas aumentan a un ritmo “preocupante” en España e Italia. Advierten que esto amenaza con provocar más problemas en el sistema bancario y dificultar la salida de la crisis. Aunque apuntan que España está mejor protegida gracias al rescate europeo a la banca.

Un negocio que cierra
(Foto: Flickr/Clikamia)

Reuters asegura: “Las pequeñas empresas que luchan por pagar sus préstamos en Italia y España señalan problemas mayores en el horizonte para la zona euro después de que el polvo se haya asentado en el último intento de rescate de Chipre esta semana. Las quiebras de las pequeñas y medianas empresas (PYMES), fácilmente los mayores generadores de empleo en España e Italia, están aumentando a un ritmo preocupante, presagiando problemas para los bancos y los dos países en el centro de la crisis de la deuda de Europa.”

El texto cita a Javier Santomá, profesor de finanzas en la escuela de negocios IESE que apunta: “Pueden estar seguros de que si aumentan las deudas tóxicas de estas empresas, van a verse más préstamos tóxicos a las familias, y las facturas de las tarjetas de crédito que no se pagarán”.

Añaden: “La capacidad de Italia y España, que representan el 28% de la economía de la zona euro en comparación con el 0,2% de Chipre, para salir por sí mismos de la crisis y evitar un rescate en toda regla depende de la salud de sus bancos. Los bancos débiles conservan el capital en lugar de prestarlo para que se active la economía. Las entidades españolas están mejor protegidas contra las pérdidas causadas por PYMES, después de que Madrid usara 41.000 millones de euros de un total de 100.000 millones de euros de ayuda europea para apuntalar sus bancos más débiles.”

[Leer el artículo completo en Reuters]

Print Friendly, PDF & Email