El grupo presidido por Juan Miguel Villar Mir ha informado de que la Qatar Foundation for Education, Science & Community Development ha decidido rescindir anticipadamente el contrato que tenían para construir un hospital en Doha. Han alegado falta de diligencia “particularmente en el ritmo de los trabajos y en los plazos de entrega”.

El contrato de obras del Centro Médico y de Investigación qatarí fue adjudicado en 2008 por un importe de 1.759 millones de euros. OHL ha anunciado que presentará una reclamación ante la Cámara de Comercio Internacional en Londres para proteger sus intereses ante esta resolución de contrato al considera que “carecen de fundamento” los motivos alegados.

Era uno de los proyectos estrella de la constructora, que en este proyecto controlaba el 55% del consorcio con Contrack Cyprus, una filial del grupo egipcio Orascom. Según OHL el contrato estaba ya ejecutado en torno al 95%, estando prevista la entrega final en el primer cuatrimestre de 2015.

Esta noticia se produce pocos días después de que Chile anunciara que rompía unilateralmente un contrato de obra de otra constructora española,  Sacyr, alegando retrasos y sobrecostes.