undefined

Leo Wieland, corresponsal del periódico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, publica hoy una entrevista al Presidente del Gobierno español Mariano Rajoy.

La entrevista ha sido concedida por Moncloa como preludio a la visita de Ángela Merkel. Rajoy, que afirma estar sereno, trata de convencer de que “Las primas de riesgo no son el resultado de las bases de la economía española, sino de las dudas frente al euro”.

Rajoy añade que “Sin el euro, en Europa se perdería el trabajo de cincuenta años”. El Presidente reconoce que le produce frustración el hecho de que “España aún no ve que las medidas surtirán efecto”. El Presidente, además, reconoce por primera vez que le “molestan los estereotipos injustos”: “Escucho cómo se habla a veces de los países del sur.(…) se dice que hemos gastado mucho dinero. Seguramente hemos cometido errores, como otros también”

Parece que en tan solo diez años el euro se ha tornado para algunos países, entre ellos España, de bendición en maldición. ¿No se ha convertido entretanto en una camisa de fuerza que limita el margen de maniobra, también el de su Gobierno, y que hace más pobre al país? ¿No marcharían mejor las cosas sin el euro? Mi respuesta es un no absoluto. El euro es el símbolo de la unidad europea, además de una necesidad del mercado interno. Es fundamental. En mi opinión, el euro fue enormemente útil para todos los países en la zona monetaria. Tenemos que protegerlo, mantenerlo y mejorarlo. Sin el euro, en Europa se perdería el trabajo de cincuenta años.

España necesitará hasta fin de año más dinero para devolver los bonos que venzan y para apoyar a las Comunidades Autónomas insolventes. Por último, Andalucía ha pedido 1.000 millones de euros. Esto parece muy difícil con un tipo de interés de más del 6 por ciento. ¿Qué opciones tiene?
(…) Las primas de riesgo no son el resultado de las bases de la economía española, sino de las dudas frente al euro. Por eso insisto tanto en una solución rápida.

¿Siente Usted que le han dejado solo o sigue habiendo suficiente solidaridad en Europa entre norte y sur?
La hay. ¿Cómo podría negarlo cuando los parlamentos han dado su aprobación a una ayuda de hasta 100.000 millones de euros para España? Eso no sería serio. Pero hay dos cosas que me preocupan: que cada vez intentemos dar soluciones parciales y lentas en lugar de definitivas. Y además me molestan los estereotipos injustos. Escucho cómo se habla a veces de los países del sur. Sobre España se dice que hemos gastado mucho dinero. Seguramente hemos cometido errores, como otros también. Pero España es un país en el que la gente trabaja.

¿Cómo se encuentra Mariano Rajoy después de estos últimos nueves meses, que probablemente han sido los más difíciles de su vida?
Estoy sereno, tranquilo y equilibrado, porque sé hacia dónde voy y lo que tengo que hacer. Sólo hay una cosa que me apena. La gente en España aún no ve que todas nuestras medidas surtirán efecto, así que seguiré luchando contra esa frustración. Eso no es fácil. Por eso me es tan importante una mayor claridad sobre el futuro de Europa; por un lado porque creo en ello y, por otro, porque realmente nos ayudaría en esta situación.

Print Friendly, PDF & Email