BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El discurso de Mariano Rajoy sobre inmigración es profundamente polémico. Lo ha matizado, pero sigue manteniendo paralelismos entre paro e inmigración.

Rajoy utiliza el paro despectivamente como si se tratase de un regalo generoso del gobierno. Y no es ningun regalo: quien cobra es porque ha cotizado de antemano. El paro es un avance social sí, pero también es una medida económica que da tranquilidad al mercado de trabajo y equilibra las temporadas de recolocación de empleo. Pero no es nuevo. El paro les ha parecido siempre un lujo.

La asociación entre paro e inmigración, por indirecta que sea, es siempre peligrosa. ¿Que va a pensar un ciudadano desempleado la próxima vez que vea a una extranjera trabajando en un cajero de un supermercado?

Sus cifras, además son falsas. Como decía Pleguezuelo en Twitter “Rajoy hace pasar la libre circulación de trabajadores europeos por emigración, pero aquí también hay ingleses, franceses etc…” Tampoco ha cambiado el número de jornaleros que se va a trabajar a la vendimia francesa cada año.

No son palabras que pueda decir alguien que aspira a ser Presidente de gobierno y a representar a nuestro país en el extranjero. ¿Como serían sus relaciones con Marruecos, con Perú, Ecuador, Rumanía, Bolivia..?

Debemos ser cuidadosos. A menudo no somos conscientes del impacto que tienen algunas de nuestras noticias en el extranjero y por lo tanto de la imagen que proyectamos. En la prensa extranjera se aplauden unas medidas y se censuran otras, con gran impacto.

Print Friendly, PDF & Email