España es la tierra del debate y eso ayuda a encontrar soluciones colectivas a problemas persistentes. Es lo que sostiene Jorge Ramos, el presentador de “America with Jorge Ramos” y que recientemente fue noticia por su polémica expulsión de una rueda de prensa de Donald Trump. En un artículo publicado en Fusion TV apunta que en España se puede discutir cualquier tema, salvo “quizá” la monarquía y los conflictos de intereses entre algunos medios y los gobiernos.

En Fusion, Jorge Ramos sostiene que España es el país de la polémica y el debate y esto ha ayudado a mantener su naturaleza democrática. Considera que el mejor antídoto contra el autoritarismo es hablar cara a cara y destaca que los españoles están continuamente inmersos en debates y discusiones. Pero enfatiza que aunque estén profundamente en desacuerdo, no recurren a la violencia física, siguen discutiendo, algo que, según él, contribuye a que los españoles aprendan la importancia tanto del desacuerdo como de la tolerancia.

El periodista hispano explica que tras pasar un par de meses en Madrid, Barcelona, Sevilla y Granada ha llegado a la conclusión de que no hay asunto sobre el que los españoles no puedan debatir. Aunque añade: “salvo quizá con la excepción de la familia real y del conflicto de intereses entre algunos medios de comunicación y gobiernos”. Repasa alguno de los problemas que tiene actualmente España para señalar que no todo es perfecto, pero insiste en que la devoción por el debate está ayudando a encontrar soluciones colectivas a problemas persistentes… “aunque seguro que algún español me lo discute”, bromea.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

Print Friendly, PDF & Email