Ander Ramos, investigador donostiarra de 34 años y miembro del equipo tecnológico de la corporación vasca, Tecnalia, ha sido galardonado con el premio al “Mejor Investigador Joven con Proyección” de Alemania.  Es la primera vez que el premio que otorga cada dos años la Academia Alemana para las Ciencias y las Letras recae sobre un investigador de origen no germano.

El científico español ha sido premiado por su trabajo para rehabilitar a pacientes que padecen las secuelas de haber sufrido un Ictus a través de interfaces cerebro-máquina. Ramos es doctor en Neurociencias y posee un máster en Ingeniería Biomédica e Industrial. Es el actual director del Nodo de Tecnalia en Alemania.

Durante su doctorado, se ha centrado en el uso de las tecnologías para recuperar la movilidad en pacientes paralizados por diversas enfermedades crónicas, como el Ictus o Esclerosis Lateral Amiótrofica mediante interfaces cerebro-máquina. Gracias a este estudio, ahora es el encargado de liderar un grupo de investigación en el Instituto de Psicología Médica y Neurobiología de la Universidad de Tubingen (Stuttgart), en colaboración estrecha con Tecnalia.

Las interfaces permiten conectar el cerebro con los músculos a través de actuadores corporales, como puede ser un exoesqueleto robótico, un sistema que ayuda a moverse al portador y a realizar actividades que resultan imposibles para algunos pacientes. El propio Ander Ramos explicó en Radio Euskadi como funcionaba el chip intercraneal.

Se da la circunstancia de que Tecnalia ganó también un importante galardón internacional el Premio europeo a la Innovación 2014 por un “google” médico.

Print Friendly, PDF & Email