El corresponsal del New York Times analiza en radiocable.com la sentencia del Supremo sobre el juicio del 1-O y apunta que está “en línea con lo que se esperaba”, aunque cree que es difícil saber qué consecuencias puede tener. Resalta como “muy significativo” que se haya desestimado el delito de rebelión y advierte de que esto puede influir en asuntos como la aplicación del 155 o en la euroorden contra Puigdemont. Pero Raphael Minder  sostiene que lo que no ve claro es que la sentencia sirva para “abrir una nueva etapa en Cataluña”. Enfatiza que el contenido del debate en los dos últimos años ha estado vacío y sin propuestas,  focalizándose todo en el juicio tanto para para reactivar como para desactivar el problema. Y asegura: “No se puede pedir a la justicia que haga el trabajo de los políticos”.

Raphael Minder señala que la sentencia “está en línea con lo que se esperaba. De hecho ya teníamos filtrados los puntos principales. Y obviamente cada parte en este conflicto hace su propia lectura. Pero es bastante complicado en este momento saber qué consecuencias va a a tener más allá de mantener en prisión a los líderes catalanes.” Apunta también que una de las consecuencias de la sentencia es la reactivación de la euroorden contra Puigdemont. Pero advierte: “La parte que no veo clara es como esto puede abrir un nuevo capítulo o una nueva etapa en Cataluña como dijo Sánchez. No se puede pedir a la justicia que haga el trabajo que corresponde a los políticos”.

Con respecto a si el veredicto es político, el corresponsal apunta: Es el más alto tribunal de España y tiene una gran profesionalidad. No puedo valorar que tipos de influencia han podido tener, pero creo que Marchena y sus compañeros han cumplido el calendario y lo que se esperaba de ellos. Luego cada uno hace su lectura. Unos, como Sánchez, van a decir que han hecho un trabajo ejemplar de autonomía y transparencia, y otros que no. Pero creo que no era una tarea fácil, ni algo que deseaban especialmente, aunque han cumplido con sus deberes”.

Minder también apunta que no le sorprende que los dos extremos del conflicto estén criticando la sentencia: “El contenido del debate en los dos últimos años ha estado muy vacío. No hay nuevo proyecto, ni hoja de ruta del independentismo. No hay mucho que discutir. Todo se ha focalizado en el juicio para intentar o reactivar o desactivar el tema. Esa ha sido la maniobra desde 2018 y ahora que hay sentencia, toca completar el trabajo”.

Aunque el periodista señala que sí le parece “muy significativo” que la sentencia haya desestimado el delito de rebelión: “Aun no estoy seguro de cuales pueden ser las consecuencias de esto, pero por un lado desactiva una parte del argumento utilizado para la aplicación del 155 por los políticos y por la justicia para las euroordenes. Y abre además la puerta a reactivar el intento de que Carles Puigdemont sea juzgado por estos delitos. Si se hubiera sentenciado por rebelión, ya sabemos que es un argumento que hubiera costado mucho utilizar en un proceso de extradición”.

Finalmente Raphael Minder no ve posibilidades de que surja una solución negociada al conflicto: “Ahora estamos en campaña electoral y no veo ni muchas ganas de diálogo, ni muchas posibilidades. Si hay nueva etapa y un gobierno estable en Madrid, a lo mejor podría surgir, pero de momento ninguno de los partidos importantes empieza la campaña ofreciendo nuevas ideas, más allá de repetir lo de que hay que volver a la convivencia. Pero sobre el cómo, no veo ninguna propuesta. Y tampoco sé si conviene hacer una nueva propuesta un mes antes de unas elecciones generales.”

Raphael Minder es corresponsal del New York Times para España y Portugal desde 2010. Nacido en Suiza empezó su carrera en Bloomberg para luego incorporarse al Financial Times, para el que trabajó como corresponsal durante 10 años en París, Bruselas, Sydney y Hong Kong. Ha sido el autor de algunos reportajes que han dado mucho que hablar en España cómo el que evidenciaba lo divisivo que es el Valle de los Caídos en España -donde se afirmaba “no hay monumentos a Hitler en Alemania”- o el servilismo de la prensa española con el poder político e incluía las críticas a El País de Miguel Ángel Aguilar. También es autor de una información sobre el “Pequeño Nicolás” y la importancia de las conexiones personales en España o un artículo sobre Emilio Botín en 2011, resaltando su influencia y siendo de los primeros en hablar abiertamente de su cuenta en Suiza. Y en 2017 ha publicado el libro “The Struggle for Catalonia” sobre el conflicto y la sociedad catalana.

Print Friendly, PDF & Email